EH Bildu inicia la pelea legal para mantener la candidatura de Otegi

Los abogados de la formación llevan ya varias semanas preparando la cadena de recursos que van a presentar al Constitucional

La izquierda abertzale se presentó este miércoles como una víctima del Estado ante lo que considera un “atropello político disfrazado de judicial”, por la decisión de la Junta Electoral de Gipuzkoa de vetar que Arnaldo Otegi figure como candidato en sus listas para las autonómicas del 25-S, dada su inhabilitación en sentencia firme. La Junta comunicó a los abogados de EH Bildu que su cabeza de lista por esa provincia y candidato a lehendakari está inhabilitado y no puede ser elegido e instó a la coalición a rectificar la candidatura. La formación acudirá a los tribunales, decidida a “presentar batalla” hasta el Constitucional.

El representante legal de EH Bildu, Mikel Arreseigor este miércoles.
El representante legal de EH Bildu, Mikel Arreseigor este miércoles.Juan Herrero (EFE)

Los abogados de EH Bildu, capitaneados por Íñigo Iruin, llevan ya varias semanas preparando la cadena de recursos que van a presentar hasta que el Constitucional dirima la controversia jurídica en torno a la inhabilitación de Otegi, que la Audiencia Nacional ha fijado hasta febrero de 2021. Los portavoces de la coalición anunciaron durante la tarde de este miércoles en su sede de San Sebastián que van a preparar el mejor recurso que puedan, por “estar convencidos” de que les “asiste la razón”.

Sin embargo, también saben que la Junta Electoral, el primer órgano ante el que recurrirán, no es el árbitro adecuado para pitar el final del partido y que el lunes, cuando proclame las listas, se limitará a excluir a Otegi de la de EH Bildu de Gipuzkoa por estar “condenado a la pena de inhabilitación para el ejercicio de sufragio pasivo”, tal como señala en el acta notificada este miércoles. La Junta Electoral no hace referencia en su informe a la inhabilitación para cargo público, a la que también está condenado Otegi.

Más información
Bildu recurre el “atropello político” del Estado para frenar la candidatura de Otegi
EH Bildu formaliza la candidatura de Otegi como aspirante a lehendakari

Un hecho que, según fuentes judiciales, supone un reconocimiento de que esa inhabilitación no le afectaría por imprecisa, ya que no especifica qué cargos, según la propia doctrina de la Audiencia Nacional. La disputa se trasladará ahora a la jurisdiccón contencioso-administrativa y terminartá en el Tribunal Constitucional, donde Iruin y su equipo intentarán dar la vuelta a las tesis de la fiscalía de la Audiencia Nacional, que no aprecia fisuras en la ejecución de la sentencia del caso Bateragune, que limita los derechos de Otegi hasta 2021, tras ser condenado por intentar refundar la ilegalizada Batasuna.

“Estamos convencidos de que Otegi será el candidato a lehendakari, nos asiste el derecho”, aseguraron este miércoles los portavoces de la coalición EH Bildu Oskar Matute y Ohiane Zabaleta cuando analizaron políticamente la resolución del organismo electoral guipuzcoano.

En su opinión, la primera decisión de la Junta Electoral es también el primer acto de “un atropello político disfrazado de judicial” que encaja perfectamente con “la excepción” que el “Estado español” está practicando con Otegi, coartando sus derechos desde los primeros pasos del caso Bateragune.

Victimismo

Frente al PNV, que este miércoles criticó la estrategia de EH Bildu de hacer victimismo con Otegi porque ya sabían que esto iba a ocurrir —y pese a todo lo han presentado—, el argumento de los independentistas es que Otegi es una víctima del Estado. “Hay grupos políticos que tienen más interés en atarnos al pasado que en dejar que miremos al futuro”, verbalizó Matute, encendiendo la mecha de un argumento que está llamado a aglutinar a sus bases y a recuperar votos perdidos en las tres últimas elecciones: las municipales de 2015 y las dos generales de diciembre de 2015 y del pasado mes de junio,

Los dirigentes de la izquierda abertzale argumentaron que no se trata solo de defender el derecho de Otegi, sino de todos los vascos. “No está afectado solo el derecho de EH Bildu, sino el de todos los vascos de poder optar libre y democráticamente por el candidato que crean más adecuado para regir esta comunidad”. Bildu es “repetidor” en este tipo de procesos judiciales al límite de los plazos. En 2011 tuvo que pelear judicialmente contra su ilegalización para poder estar presente en las elecciones. “En ese momento hicimos lo que teníamos que hacer para estar en los comicios; finalmente lo conseguimos y fue además una decisión que contó con un gran apoyo popular y electoral”, dijo Matute, dejando caer que van a buscar apoyos más allá de sus siglas. 

Y este miércoles logró los primeros. La presidenta del PNV de Bizkaia, Itxaso Atutxa, en línea con las tesis del presidente de su partido, Andoni Ortuzar, y del propio lehendakari, explicó que debe de ser “la ciudadanía” la que decida sobre Otegi. La dirigente nacionalista recordó que su partido siempre ha sido muy crítico con las penas del caso Bateragune. “En democracia deben ser los propios partidos quienes designen a sus líderes y candidatos, y tiene que ser la ciudadanía quien decida quién tiene que estar en el Parlamento” argumentó. Un Parlamento que, según auguró Otegi este miércoles mismo en ETB, va a estar fragmentado y sin mayorías partidarias claras, pero sí con mayorías ideológicas. Este argumento le sirvió para invitar al PNV y a Podemos a fraguar una alianza que permita formalizar y ejercitar el derecho a decidir la próxima legislatura. El PP, Ciudadanos, UPyD y el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco anunciaron, tras conocer la resolución de la Junta Electoral, que van a impugnar las listas de EH Bildu.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS