Ciudadanos intensifica los contactos para mediar entre PP y PSOE

Los socialistas han respondido negativamente a los sondeos del partido de Rivera

Ciudadanos ha intensificado en los últimos días sus contactos con el PSOE para intentar atraerle y lograr su abstención en la investidura de Mariano Rajoy. Solo con esa rectificación de los socialistas es posible que sea finalmente viable el acuerdo que negocia el partido de Albert Rivera con el PP y, por eso, parte de su estrategia es la mediación con los socialistas.

Dirigentes de Ciudadanos han mantenido ya contactos con socialistas y el propio Rivera ha hablado en los últimos días con Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. También otros han mantenido contactos con otros dirigentes socialistas, como el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, cono el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, entre otros. Y otros diputados de Ciudadanos han tenido ocasión de sondear a diferentes parlamentarios del PSOE.

En todos los casos han recibido la misma respuesta: el PSOE se mantiene en el no y no tiene previsto rectificar esa posición en el debate de investidura que se abrirá el 30 de agosto en el Congreso. Si fuera así, será la segunda ocasión en pocos meses que Albert Rivera llega al Congreso apoyando a un candidato a la investidura que sale derrotado. Por eso, esta semana es decisiva para Ciudadanos y para que su apuesta con rectificación incluida tenga éxito.

No obstante, las declaraciones de Sánchez y la falta de voces públicas en el PSOE en los últimos días han llevado cierto pesimismo a Ciudadanos sobre la posibilidad de atraer a los socialistas. También por un problema de calendario porque su acuerdo con el PP no estará cerrado en el mejor de los casos hasta finales de esta semana, con poco margen de maniobra para que se avive el debate y la rectificación en un comité federal del PSOE que no está ni planteado.

Mínima esperanza

Pese a todo, PP y Ciudadanos conservan la mínima esperanza de que ese cambio del PSOE pueda llegar incluso en el último momento, es decir, entre la primera votación del 31 de agosto y la segunda del 2 de septiembre.

Rajoy, según anunció el viernes Soraya Sáenz de Santamaría, tiene previsto llamar a partir del lunes a Pedro Sánchez, para hacer un último intento. O, en todo caso, para intentar poner en evidencia el no del PSOE. Y Sánchez confirmó el viernes en Ibiza que acudirá a esa hipotética cita para comunicar que mantiene el rechazo a la investidura.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS