Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos avisa a Rajoy de que su abstención es el paso final: “No nos moveremos de ahí”

El partido enfría las expectativas de la reunión de Rivera con el presidente de esta semana, "No va a haber nada", mientras le reclama que fije la investidura

Albert Rivera junto a Fernando de Páramo (i) y Miguel Ángel Gutiérrez (d), tras la reunión con Mariano Rajoy, la semana pasada.

Ciudadanos enfría el optimismo del Partido Popular y las expectativas abiertas ante la reunión que mantendrán esta semana el líder del partido, Albert Rivera, y el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. En esa cita, a la que Rivera acude para negociar el techo de gasto y los Presupuestos, nada podrá ofrecerle Rajoy que le haga transitar al sí a su investidura. “Ciudadanos no va a cambiar ni modificar su paso del no más que a una abstención técnica. No vamos a pasar de ahí”, dijo ayer el secretario general del grupo parlamentario.

El foco estará de nuevo encima de Albert Rivera esta semana cuando vuelva a sentarse con Mariano Rajoy, en la única de las reuniones previstas del presidente del Gobierno en funciones para avanzar en el desbloqueo de su investidura, a la que ni siquiera ha dejado claro que vaya a presentarse. En tal clima de incertidumbre, la única certeza es que el líder de Ciudadanos y el del PP mantienen abierto el “canal de comunicación permanente” y que van a hablar de contenidos concretos: el llamado techo de gasto —el límite del gasto no financiero de la Administración, al que están sujetos Estado, comunidades autónomas y entidades locales— y los Presupuestos generales del Estado para 2017. El presidente interpretó ese avance tras la reunión entre ambos líderes la semana pasada como “un primer paso” que luego podría facilitar que Ciudadanos vote a favor de su investidura. Ante la nueva cita, Ciudadanos quiso este domingo pararle los pies.

El secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, compareció en la sede del partido en Madrid con el objetivo de despejar las “elucubraciones” y “globos sondas” de que la formación podría modificar su postura —algo que ya ha hecho otras veces en los últimos casi siete meses de negociaciones de Gobierno— y cambiar su abstención por un sí a Rajoy. Gutiérrez quiso “desmentir categóricamente” esa posibilidad: “No vamos a pasar de ahí porque el señor Rajoy no es nuestro candidato, ni el proyecto continuista del PP es el proyecto que nosotros entendemos que necesita España”, zanjó.

El presidente y Rivera se verán a mitad de semana

La agenda del presidente del Gobierno en funciones para tratar de desbloquear su investidura solo tiene una cita en el horizonte: el encuentro que mantendrá esta semana con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Los dos líderes se reunirán el miércoles o el jueves, informaron ayer en el partido de Rivera, a expensas de cuadrar sus respectivas agendas.

Cuando Rajoy y Rivera se vean habrá pasado una semana desde su última cita, en la que acordaron abrir una vía de diálogo y presionar juntos a Pedro Sánchez, líder del PSOE, para que se abstenga. Desde entonces los nacionalistas le han dicho a Rajoy que no negociarán nada con él, y la dirección del PSOE ha acallado las voces dentro de su partido y fuera de él que piden abrir un debate sobre la investidura.

¿Podría ofrecerle Rajoy algo a Rivera que pudiera convencerles para dar un paso más? “No vamos a pasar de esa abstención”, insistió Gutiérrez, que también rebajó toda expectativa por la cita: “En la reunión del miércoles o el jueves no va a haber nada, ya les aseguro”, contestó a los periodistas.

Una vez fijado el límite, la línea roja, Ciudadanos admite que acude con intención de “escuchar” a Rajoy. Y de negociar al menos dos materias definidas: “No sabemos lo que nos va a plantear el candidato, nuestro compromiso es que estamos dispuestos a hablar con él de lo urgente. Lo urgente es la fijación de techo de gasto y el debate presupuestario”, especificó el dirigente de Ciudadanos. El partido está abierto a apoyar que el Gobierno en funciones apruebe el techo de gasto si Mariano Rajoy acepta reducir los 123.000 millones que puso como tope a los pagos de las administraciones en 2016, aunque el PP afirma que la ley le impide aprobarlo hasta que su candidato sea investido presidente. Lo que la ley sí prohíbe taxativamente es que un Ejecutivo en funciones apruebe los Presupuestos, pero a pesar de ello Cuidadanos quiere ir “adelantando trabajo”, en palabras del secretario general del grupo.

La formación justifica esa disposición a negociar las cuentas públicas con que estas deben presentarse a mediados de octubre en Bruselas, y si no es así España se enfrenta a una multa y a la congelación de los fondos estructurales. “Aprietan las fechas y los plazos”, señalan, aunque esas conversaciones den alas a quienes creen en el PP que hay un camino al acuerdo.

Rivera acudirá al encuentro con Rajoy con la reclamación de que fije con la presidenta del Congreso, Ana Pastor, una fecha para la investidura, y por supuesto de que se someta a ella. “Estamos absolutamente seguros de que el candidato no le va a decir que no a Su Majestad, a la Constitución y a todos los españoles”, aseguró Gutiérrez, apelando a la “experiencia” y “trayectoria” del presidente. Ciudadanos cree que la investidura debería ser “no más allá de finales de mes”.

Ciudadanos lucha por despojarse de la presión con el discurso de que su partido ya se ha movido y ahora le toca al resto. “Al PSOE le decimos que haga el mismo gesto que vamos a hacer nosotros, no porque Rajoy sea nuestro candidato sino porque hay un deber, una responsabilidad de desbloquear España. Llevamos más de 260 días bloqueados”, subrayó este domingo el secretario general del grupo parlamentario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >