Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera reclama a Rajoy que “no retuerza la Constitución” y se presente a la investidura

El líder de Ciudadanos exige al presidente en funciones que fije fecha para la votación

Reunión del grupo parlamentario de Ciudadanos. Ampliar foto
Reunión del grupo parlamentario de Ciudadanos. EFE

Albert Rivera se reúne este miércoles con Mariano Rajoy para reiterarle que no votará a favor de su investidura como presidente y urgirle a que anuncie ya la fecha en la que buscará la aprobación del Congreso. El candidato no ha aclarado aún cuándo pedirá la confianza de la Cámara e, incluso, ha dejado en el aire que vaya a someterse a la votación si no tiene los apoyos necesarios para seguir en La Moncloa. Abrir esa opción es "retorcer la Constitución", según Rivera.

"Le pido al señor Rajoy que se lea el documento que aprobó el Rey. El Rey propone un candidato y la presidenta del Congreso fija fecha y hora para el debate de investidura. Eso es lo que tiene que hacer el señor Rajoy: decirle sí al Rey, y sí a la Constitución, y no retorcer la Constitución y volverle a decir que no al Rey", argumentó este martes Rivera. "Quiero recordar que pedimos la habilitación del mes de agosto para que venga al debate de investidura", insistió. "Le pido al señor Rajoy que cumpla con el Rey y con la Constitución, y al señor Sánchez que cumpla con el sentido común", añadió en referencia a la abstención que Ciudadanos le pide al PSOE. Rivera intenta que Rajoy anuncie ya la fecha de la votación de investidura con los mismos argumentos con los que el PP presiona para que el resto de partidos se decidan a apoyar al candidato.

El techo de gasto —que fija la capacidad de endeudamiento de las Administraciones— debe ser tramitado en el Congreso en la penúltima semana de agosto y en el Senado en la última. Además, Rajoy quiere que el proyecto de presupuestos para 2017 sea aprobado por el Consejo de Ministros del nuevo Ejecutivo el 23 de septiembre. Si el PP retrasa la votación más allá de la semana del 17 de agosto, será muy difícil cumplir con esas dos metas y crecerán las posibilidades de que haya que prorrogar las cuentas.

Retrasar la investidura, además, repercutiría en la fecha de una hipotética repetición electoral. En el caso de que el candidato no logre la presidencia en esa primera convocatoria, comienza una cuenta atrás de dos meses tras la que es obligatorio celebrar nuevos comicios si nadie llega a La Moncloa. Si se votase la próxima semana, estos serían el 4 diciembre, en pleno puente de la Constitución. En el caso de que la investidura fuera el 17 de agosto, la repetición sería el 11 de diciembre, en el puente de la Inmaculada. Aguardar una semana o dos más (24 o 31 de agosto) colocaría las terceras elecciones generales en plenas Navidades.

Más información