Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder autonómico de Podemos en Valencia destituye a su número tres

Montiel comunica a Sandra Mínguez el cese por "la necesidad de abordar de forma distinta la organización territorial "

Antonio Montiel con el grupo parlamentario de Podemos
Antonio Montiel, a la derecha, en una reunión con el grupo parlamentario de Podemos en la Comunidad Valenciana.

El líder de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel, ha destituido este viernes por sorpresa a su número tres, Sandra Mínguez. Durante una reunión del consejo ciudadano autonómico, el órgano de dirección regional, Montiel ha comunicado “el relevo” de Mínguez como secretaria de Organización. La explicación ofrecida por Montiel, recogida en un comunicado de la formación, enmarca el cese en el nuevo ciclo político que se abrió tras las elecciones generales del 26 de junio.

“El cambio se explica por la necesidad de abordar de forma distinta la organización territorial en este nuevo tiempo que se inaugura, una vez finalizado el ciclo electoral”, señala la nota. Fuentes de la dirección nacional de Podemos han señalado a EL PAÍS que este cese no había sido comunicado antes. Mínguez, elegida diputada en las Cortes Valenciana en las elecciones de mayo de 2015, también es miembro del consejo ciudadano estatal, máximo órgano de decisión entre congresos, votado en primarias tras la asamblea fundacional del partido.

Podemos quiere emprender un nuevo camino tras el 26-J y está tratando de cambiar su modelo organizativo. Este debate surgió en el seno de la formación con la dimisión el pasado marzo de Emilio Delgado, hasta entonces número tres de Podemos en la Comunidad de Madrid. Aunque las circunstancias eran distintas, porque esa renuncia representaba abiertamente un choque de planteamientos entre Delgado y Luis Alegre, líder regional que ha abierto la vía a su relevo con la convocatoria de un congreso en otoño.

En cambio, Mínguez ha preferido por el momento mantener una actitud prudente y así lo ha trasladado internamente. La destitución ha llegado por sorpresa este viernes por la tarde y, en cualquier caso, aunque Montiel tiene en calidad de secretario general autonómico la autonomía suficiente para tomar ese tipo de decisiones, sus consecuencias serán ahora analizadas por la dirección estatal.