Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cayo Lara anuncia su alta en el paro antes de jubilarse: “Mi puerta giratoria”

Con 64 años, le queda menos de un año de cotización para jubilarse

Cayo Lara, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Cayo Lara, en una imagen de archivo.

"La cita de hoy para apuntarme al paro. Mi puerta giratoria", ha tuiteado este martes Cayo Lara, junto a la fotografía del número de cita en la oficina de desempleo. El exlíder de Izquierda Unida, de 64 años, ha acudido como un ciudadano más esta mañana a registrarse como demandante de empleo, después de haber cedido el testigo de la coordinación general de IU a Alberto Garzón el pasado 4 de junio. Lara, que ha ejercido de líder de la federación de izquierdas casi ocho años, estará en el paro alrededor de un año, ya que tiene previsto jubilarse después. En sus planes está escribir sus memorias.

IU envió a Lara, en plena campaña, la carta de despido con el preaviso de 15 días. El exlíder de IU está en el paro desde el 1 de julio y, a menos que encuentre un trabajo, continuará así al menos durante un año, porque no se jubilará hasta el verano de 2017. De profesión agricultor, ha dedicado gran parte de su vida a la política, 29 años, que ahora deja por completo. El excoordinador no forma parte ya de los órganos de dirección del partido, en los que decidió no participar tras su salida. Fuentes de su entorno explican que su salida del cargo implica además para él un cambio de residencia: deja Madrid porque sus nuevos ingresos le son insuficientes para el sostenimiento de la familia, ya que sus dos hijos están también en paro.

Lara empezó su carrera política como alcalde en su pueblo natal, Argamasilla de Alba (Ciudad Real), cargo en el que se mantuvo durante doce años, entre 1987 y 1999. Un año después fue elegido coordinador de IU en Castilla-La Mancha hasta 2008. En el Congreso ocupó escaño en la legislatura iniciada en el año 2011, durante el primer mandato de Mariano Rajoy, y fue portavoz del grupo de Izquierda Plural. En 2008 asumió la coordinación general de IU.

Sus últimas palabras como líder de IU expresaron un malestar guardado en silencio los últimos meses. El pasado 4 de junio, Lara pronunció un discurso emotivo de agradecimiento a gran parte de la organización. Ante el medio millar de delegados llegados de todo el país a la XI Asamblea Federal del partido, el excoordinador fue, sin embargo, especialmente frío con su sucesor, Alberto Garzón. Desde la tribuna —en la que lucía el nuevo logo de IU, encuadrado en un corazón multicolor fruto del acuerdo electoral con Podemos— Lara no dedicó a Garzón palabras elogiosas. Con su sucesor ha mantenido discrepancias políticas, y apoyó una lista alternativa al liderazgo de IU.

"Alberto, tú has sido, eres y serás mi candidato a presidente del Gobierno", se despidió Cayo Lara de la coordinación general de IU. Con ello expresaba su queja porque, tras el acuerdo con Podemos, el candidato a La Moncloa por la coalición Unidos Podemos fue Pablo Iglesias, como cabeza de lista. "Me va a costar votar en estas elecciones", llegó a decir. Esas fueron, eso sí, las únicas palabras disonantes que se le escucharon en público desde que anunció que dejaría el liderazgo del partido. Lara se cuidó mucho de irse de forma discreta y sin ruido: decidió no conceder entrevistas y mantenerse alejado de los focos. Hoy no ha podido evitar centrar la atención tras revelar una decisión personal por la que está recibiendo elogios, pero también críticas: su último año de vida activa lo pasará, como tantos otros, percibiendo una prestación por desempleo.