Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza pregunta si desbloquea los 47 millones de euros de la trama Gürtel

La fiscal federal pregunta si se debe mantener el bloqueo en ocho cuentas bancarias

Bárcenas entra a declarar el pasado 25 de mayo en los juzgados de Madrid.
Bárcenas entra a declarar el pasado 25 de mayo en los juzgados de Madrid.

La Oficina Federal de la Justicia de Suiza (el Ministerio de Justicia) tiene pendiente responder a la Audiencia Nacional si le autoriza el uso de los datos que le envió como prueba contra los delitos fiscales del extesorero del PP Luis Bárcenas en el juicio del caso Gürtel, que comienza el próximo 4 de octubre. La fiscalía helvética, a su vez, ha preguntado por carta a la Audiencia si mantiene el bloqueo de los casi 47 millones de euros en cuentas bancarias de Francisco Correa, Luis Bárcenas y otros implicados.

En una carta fechada el 29 de abril, que el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional comunicó a las partes personadas el 28 de junio, la fiscal federal, Elisabetta Tizzoni, pregunta si se debe mantener el bloqueo de fondos en ocho cuentas bancarias que suman 46.504.638 de euros y 298.398 francos suizos (274.093 euros). “Les agradeceríamos nos comuniquen si el bloqueo sigue siendo necesario para su investigación. Asimismo, les agradeceríamos nos den una estimación del plazo en el que puede dictarse una resolución relativa a dichos activos”, dice la carta.

Se trata de tres cuentas en el banco Credit Suisse a nombre de las sociedades Golden Chain Properties, Mall Business y Cala Asset, por valor de 22.224.375 euros, 1.766.330 euros y 298.398 francos suizos (274.093 euros), respectivamente. Las dos primeras sociedades fueron usadas supuestamente para blanquear fondos procedentes de negocios ilícitos por Francisco Correa, el hombre que dirigía Gürtel, y su lugarteniente, Pablo Crespo. Cala Asset pertenece a César Martín Morales, ex director general del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid).

En la lista, dos cuentas bancarias, en el Lombard Odier y el LGT Bank, por valor de 10.177.944 euros y 11.182.698 euros, respectivamente, están a nombre de la sociedad Tesedul. Esta sociedad fue la que utilizó Luis Bárcenas para acogerse a la amnistía fiscal de 2012. Otras dos cuentas en el LGT Bank y Banque Syz, con saldos de 324.425 euros y 1.203.047, respectivamente, figuran a nombre de la sociedad Granda, propiedad de Iván Yáñez, colaborador de Bárcenas. Una última cuenta del Banco Miravaud tiene un saldo de 10.244 euros a nombre de la sociedad Clearville Group. Se trata del lavado de dinero que realizaba Antonio Villaverde, imputado en Gürtel, para Correa, Crespo y el exalcalde de Majadahonda (Madrid), Guillermo Ortega.

Las fiscales del caso Gürtel solicitarán al juez José de la Mata que se pida a la fiscalía helvética el mantenimiento del bloqueo hasta que se dicte sentencia. La razón: los 47 millones de euros pueden servir para devolver las elevadas sumas de dinero detraído, las responsabilidades civiles y el pago de multas.

Autorización pendiente

Pero lo que esperan las fiscales y el juez De la Mata, según fuentes jurídicas, es la luz verde de las autoridades helvéticas sobre el uso de los datos aportados para probar una parte de los delitos fiscales que se atribuyen a Bárcenas. De los 42 años de cárcel solicitados, 26 son por delitos fiscales. Y las pruebas que han aportado las comisiones rogatorias son muy relevantes.

Las autoridades helvéticas dieron autorización en un primer momento para el uso de los datos aportados al entender que los delitos fiscales presuntamente cometidos por Bárcenas sobrepasaban la simple evasión (pagar menos impuestos), no castigada penalmente en Suiza, para convertirse en un plan de defraudación. Pero no informaron del permiso a la defensa del extesorero para que pudiera presentar alegaciones, según establece la ley. Un recurso de Bárcenas llevó al Tribunal Penal Federal a anular la autorización. Las autoridades españolas presentaron entonces nuevas alegaciones que están pendientes de respuesta. Pero la nueva decisión debe ser sometida, antes de comunicarse a España, a la defensa de Bárcenas que podrá recurrirla ante el Tribunal Penal Federal.

Más información