Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera pide un Gobierno fuerte y duradero para que Iglesias no gane las elecciones

"El voto de Ciudadanos es el del desbloqueo", proclama el candidato, que argumenta que "el populismo" quiere una tercera convocatoria electoral para llegar a La Moncloa

Albert Rivera, a su llegada al mitin de Ciudadanos. Ampliar foto
Albert Rivera, a su llegada al mitin de Ciudadanos.

Albert Rivera convierte el mitin de cierre de campaña en una declaración explícita de su estrategia para las próximas semanas. Más de 800 personas le escuchan ofrecerse como el mediador que logre que el PP y el PSOE formen un gobierno en el que también entre Ciudadanos. El candidato se dirige con gesto serio a su audiencia para anunciarle que rechaza la idea de un Ejecutivo en minoría que ponga en marcha una legislatura corta. Pide, de hecho, que se invista a un presidente fortalecido por los votos de otros partidos. A un líder, dice, que reforme España. Y remata: si no, argumenta, habrá una tercera convocatoria electoral, y Pablo Iglesias llegará a La Moncloa con el proyecto "populista" de Podemos.

"España se enfrenta a retos muy difíciles: la secesión, la corrupción, la situación económica, la construcción europea… Y todos esos retos no se pueden afrontar con un gobierno frágil y con las manos manchadas", asegura el candidato de Ciudadanos mientras cientos de personas le aplauden en la madrileña plaza de Isabel II. "Eso dura tres meses", predice. "Y entonces, los populistas hacen como en Grecia: ganar las siguientes elecciones. Necesitamos un gobierno fuerte. Y eso se hace negociando una mesa de trabajo. Propongo que el lunes nos sentemos los tres con una sola condición, que allí no hay ni un solo sillón más importante que España".

El discurso de Rivera intenta justificar su giro táctico. Tras las elecciones del 20-D, los dirigentes de Ciudadanos se comprometieron a no entrar en un Gobierno que no presidieran y a no votar a favor de un candidato que no fuera Rivera. Hace tiempo que esas afirmaciones son papel mojado. El candidato ya está listo para tomar esas dos decisiones, como ya hizo en marzo para intentar que el socialista Pedro Sánchez llegara a La Moncloa, si a cambio consigue que se emprendan diez reformas de calado que él considera claves. Para eso necesita que las urnas le den los diputados necesarios como para influir en las negociaciones. Si los resultados confirman las proyecciones de los sondeos, el PP y el PSOE tendrán los escaños suficientes para ponerse de acuerdo sin su participación. Sin embargo, el líder de Ciudadanos cree que no serán capaces de llegar a un acuerdo solos.

El señor Rajoy solo, y el PP, no van a gobernar, que se lo metan en la cabeza. El Psoe, tampoco

"El voto de Ciudadanos es el voto del desbloqueo, el de poner en marcha el país, el de la ilusión, las ganas de cambiar España y Europa", le dice Rivera a los espectadores, que corean la canción de su vídeo de campaña y empuñan banderas de Venezuela. "Este país necesita un gobierno de consenso, no de enfrentamiento", argumenta. "Por favor, señor Rajoy y señor Sánchez, abandonen los personalismos y deje que España avance, piensen en sus votantes. El señor Rajoy solo, y el PP, no van a gobernar, que se lo metan en la cabeza. El PSOE, tampoco", añade. Y remata: "Como decía Churchill, el problema de nuestra época es que hay políticos que se creen muy importantes pero no son útiles para su país".

Más información