Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “Si los extremos nos atacan, es que estamos en el mejor de los lugares, la socialdemocracia”

"¡Ni el miedo de Rajoy ni el rencor de Iglesias! ", afirma Susana Díaz en el cierre del PSOE en su único mitin de la campaña con el candidato socialista

Pedro Sánchez junto a Susana Díaz este viernes en el cierre de campaña. Ampliar foto
Pedro Sánchez junto a Susana Díaz este viernes en el cierre de campaña.

El Brexit y la rivalidad con Unidos Podemos y su amenaza latente de sorpasso al PSOE el 26-J han sido los ejes en torno a los que ha girado el mitin final de Pedro Sánchez en Sevilla. El candidato socialista ha cerrado la campaña compartiendo cartel con Susana Díaz en su único acto conjunto. “Gracias de corazón al socialismo andaluz por apoyarme estos dos años, ¡gracias Susana!”, ha afirmado Sánchez, que se ha definido como un secretario general “en la carretera” desde que fue elegido hace dos años. Gracias, en buena parte, al apoyo que tuvo de la principal federación del PSOE. Dos años después, la relación con la presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A es, cuando menos, tirante.

Como viene haciendo toda la campaña, Sánchez trata de movilizar al electorado tradicional del PSOE en contraposición a la alianza que cuestiona su hegemonía por el flanco izquierdo. “En política el orden de los factores sí altera el producto. Iglesias va a anteponer el control de los jueves, fiscales y policías y el derecho de autodeterminación en Cataluña a las políticas sociales”, ha apuntado. “Un problema no se soluciona con otro problema. Si los extremos nos atacan es que estamos en el mejor de los lugares, la socialdemocracia”, ha apelado al voto útil a su partido.

“¡Ni el miedo de Rajoy ni el rencor de Iglesias! Hoy es un día difícil para toda Europa, algunos han echado mucha leña al fuego y nos hemos quemado todos”, ha distinguido Díaz. Para la dirigente autonómica, la salida de Reino Unido de la UE “es culpa del nacionalismo y de gobiernos de derechas que no piensan en las personas sino en los resultados de las grandes empresas”. “Unos nos llevaban por las políticas de recortes y otros como Iglesias planteaban una puerta a ninguna parte. [El Brexit] es lo que pasa cuando algunos quieren imponer referendos por encima del consenso”, ha arremetido contra Unidos Podemos.

Díaz ha hecho hincapié en la defensa que el PCE, englobado dentro de IU y de su reciente alianza con Podemos, hace de salir del euro y de la Europa comunitaria. “¿Quién estará contento del Brexit? Marine Le Pen, Donald Trump, pero también Diego Cañamero, Julio Anguita, Teresa Rodríguez e Iglesias, porque no querían a España en Europa. Y si Iglesias no lo dice, es porque piensa que le puede venir mal para el domingo”.

“Cañamero le quitó la máscara a Iglesias, y demostró que cuando dijo lo de la cal viva era porque sentía odio al PSOE. ¡Ellos nos odian!”, ha acentuado Díaz. “¡Los únicos tiros que hemos conocido son los que sufrieron nuestros compañeros que están en las cunetas, y los que sufrimos por ETA!”, ha intervenido Antonio Pradas, secretario federal del PSOE. “No se ha liado a puñetazos con la gente, pero si se hubiera liado a puñetazos con la gente, vosotros os habéis liado incluso a tiros", afirmó este jueves Cañamero en una entrevista con la Cadena SER. El líder sindical y candidato por Jaén al Congreso de Unidos Podemos, defendió de esta forma a su predecesor, Andrés Bódalo, que se encuentra en prisión tras agredir a un concejal del PSOE.

Punto final

El punto final a la campaña ha sido el único momento en que la secretaria general del PSOE-A y el secretario general del PSOE han compartido escenario en los últimos 15 días. El candidato socialista a la presidencia del gobierno y la presidenta de Andalucía sí coincidieron en la precampaña en Granada, Jerez y Sevilla. Además, Díaz presentó a Sánchez como candidato a mediados de mayo en Móstoles. En la pasada campaña de diciembre ambos tuvieron dos actos juntos en la campaña (Sevilla y Málaga).

La elección de Sevilla ha cobrado un simbolismo intangible por múltiples razones. De entrada, porque es la única circunscripción en la que un mismo partido, el PSOE, ha sido el más votado en todas las generales que se han celebrado desde 1977. Hasta las elecciones de diciembre, La otra excepción era Barcelona, territorio PSC hasta su hundimiento el 20-D. Si Sevilla es el corazón del socialismo, Andalucía es su territorio fetiche. Aquí gobierna el PSOE desde la restauración de la democracia, y aquí fue donde más diputados obtuvo en diciembre: 22, tres menos que en 2011. El PSOE obtuvo hace seis meses su peor resultado en unas generales con 90 diputados y 5,5 millones de votos. Para hacerse una idea de lo que Andalucía significa para el socialismo, la siguiente autonomía que aportó más escaños fue Castilla y León (nueve).

La campaña de Díaz no ha desmerecido en intensidad a la de Sánchez. El aspirante a La Moncloa ha recorrido 18 provincias de 13 comunidades autónomas, mientras la secretaria general de la federación socialista más poderosa ha visitado cuatro veces cada una de las ocho provincias de la autonomía que preside entre campaña y precampaña. “¡Sí, he dado cuatro vueltas a Andalucía!”, ha destacado la mandataria. “Me tuvieron 80 días y 80 noches para intentar que no fuera presidenta”, ha recordado quien fue investida presidenta regional gracias a Ciudadanos, tras no alcanzar un acuerdo con Podemos.

La presidenta de Andalucía también ha cuestionado la última variante ideológica del líder de Podemos. “Ahora se dice encantado de sentirse socialdemócrata, pero resulta que Cañamero ha dicho lo que ha dicho siempre, y lo ha dicho de una manera canalla, que tiene odio al PSOE”, ha destacado. “Les quiero decir a estos hijos pijos de Podemos que nadie nos va a robar nuestra historia”, ha finalizado Pradas en relación con la reivindicación de Iglesias como referente de la “nueva socialdemocracia”. Sánchez tampoco ha dejado pasar la oportunidad de recordar “lo fácil que cambia de chaqueta” Iglesias. “Y eso que no la usa”, se ha despedido.

Más información