El verano de 2016 será más caluroso de lo normal y con menos lluvias

La primavera ha sido fría con una temperatura media de 13,1 grados, según la Aemet

Un joven salta en el Real Club Náutico de San Sebastián, Guipúzcoa.
Un joven salta en el Real Club Náutico de San Sebastián, Guipúzcoa. Javier Etxezarreta (EFE)
Más información
Una veintena de provincias en alerta por tormentas, oleaje, viento y calor
La primera alerta por calor se adelanta al verano
Los últimos veranos fueron los más calurosos desde los romanos
In English: Spain readies for another long, hot summer

El verano de 2016 registrará temperaturas superiores a las normales, excepto en el noroeste peninsular, y habrá menos precipitaciones de lo habitual en todo el país, según las previsiones que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha hecho públicas este miércoles. Ana Casals, la portavoz de la Aemet, ha explicado que el verano será "cálido y seco", con temperaturas más altas de lo normal, aunque no se ha atrevido a precisar, porque todavía es "pronto", si las olas de calor tendrán la misma intensidad y duración que las del año pasado.

Las previsiones para los días estivales no detectan diferencias significativas de temperatura en el cuadrante noroccidental con respecto al periodo que se toma como referencia, entre 1981 y 2010. Según la Aemet, habrá una mayor probabilidad de que haya menos lluvias en todo el país.

Con respecto a la primavera, despedida el 31 de mayo, la portavoz ha incidido en que ha sido de "carácter frío", con una temperatura media de 13,1 grados, 0,5 grados por debajo de lo habitual para la estación. Casals ha añadido que se trata de "la vigésimo tercera primavera mas fría desde 1965 y la tercera más fría desde el comienzo del siglo XXI, por detrás de la de los años 2004 y 2013".

Primavera fría

Por meses, el de marzo fue "muy frío" —el segundo más gélido de lo que va de siglo XXI—, mientras que en abril la temperatura media coincidió con el valor normal, y en mayo fue 0,2 grados inferior a dicho valor. En cualquier caso, Casals ha señalado que las temperaturas más elevadas de la primavera se alcanzaron durante la segunda quincena de mayo, cuando se alcanzaron 34,5 grados en Murcia (22 de mayo), 33,7 grados en Córdoba Aeropuerto (20 de mayo) y 31,1 grados en Fuerteventura Aeropuerto (12 de mayo).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por el contrario, los valores más bajos del trimestre fueron los -7,5 grados del Puerto de Navacerrada (1 de abril) y los -6,8 grados de Molina de Aragón (13 de marzo). En capitales de provincia, las temperaturas más bajas se registraron en Soria (-5,4 grados, el 15 de marzo) y Burgos (-5,0 grados, el 14 de marzo). También se registraron heladas durante los meses de marzo y abril, así como en los primeros días del mes de mayo.

Lluvias por encima de la media

En cuanto a las lluvias, la primavera en su conjunto ha sido muy húmeda, con una precipitación media sobre España de 232 mm —unidad de medida utilizada en meteorología y que representa el espesor en milímetros de la capa acumulada sobre un suelo horizontal—. El valor supera en un 34% la media del trimestre, según el periodo de referencia 1981-2010. Tanto en el mes de marzo como en abril y mayo, las precipitaciones han estado por encima de la media, siendo abril el más húmedo, con un 43% más de lluvia sobre el valor normal. El valor máximo diario se registró en A Coruña, con un registro de 62 mm el 29 de marzo, seguido de 56 mm el 7 de mayo en Rota/Base naval.

Roser Botey, jefa del área de climatología de la Aemet, ha señalado que se han recuperado "en mucho los valores de diciembre", pues el presente año hidrológico comenzó con un déficit de precipitaciones que llegó a su máximo a finales del último mes de 2015, cuando se situó casi un 40% por debajo del valor normal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS