Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “Apoyar a un Gobierno del PP sería traicionar al electorado socialista”

El líder de los socialistas afirma que Pablo Iglesias "no va a ser presidente del Gobierno"

Pedro Sánchez e Idoia Mendia, en Vitoria.

Hay una alternativa "entre lo malo y lo peor", que el PSOE quiere representar. Este es el mensaje del candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, al no dar por buena ninguna de las encuestas que colocan a su partido en tercera posición. Ante esa negación, Sánchez mantiene el rechazo a optar entre ayudar a ser presidente a Mariano Rajoy o a Pablo Iglesias. "Apoyar a un Gobierno del PP sería traicionar a los votantes socialistas", ha insistido este lunes en una entrevista en Más de Uno (Onda Cero). Y después ha añadido: "Pablo Iglesias no va a ser presidente del Gobierno". La opción del PSOE es un proyecto que sume "derechos, libertades y oportunidades". El líder socialista ha trasladado la pregunta al candidato de Podemos. "¿Va a apoyar Pablo Iglesias a un presidente socialista o va a volver a bloquear esa opción?".

Si los socialistas tomaran al pie de la letra y de los números las encuestas no saldrían de casa y darían por terminada la campaña. Este comentario de un dirigente territorial se sostiene en toda España donde sí dan por seguro que el porcentaje de votos de Unidos Podemos puede superar al PSOE, pero no ven que esa supremacía se traslade a los escaños.

Ni siquiera en estos pormenores quiere entrar el candidato del PSOE, que mantiene invariable su campaña de "salir a ganar" y que sean otros los que tengan que elegir. Ese otro solo puede ser Pablo Iglesias. "Animo a los tres millones de indecisos a que apoyen al PSOE porque es la única salida al bloqueo en el que Rajoy e Iglesias han metido a España", ha insistido en Onda Cero.

No responde Sánchez a quién apoyará si se ve en esa necesidad, pero pone por delante tres principios que regirán su actuación, al relacionarse con otras fuerzas políticas. "No vamos a apoyar ningún Gobierno liderado por Mariano Rajoy o por el PP, no vamos a apoyar ningún Gobierno que fragmente la soberanía nacional de España y no vamos a apoyar ningún Gobierno que cuestione la viabilidad económica y social de nuestro Estado del bienestar y el incipiente crecimiento económico".

Este mensaje va especialmente a los votantes al considerar que dos líneas de actuación que puede propugnar Podemos son rechazadas por muchos votantes progresistas y e izquierda. "El señor Iglesias no cumple dos: el de la fragmentación de la soberanía nacional y el de poner en riesgo, con su no definición de un proyecto económico y social viable, la recuperación económica y el Estado del bienestar que construimos los socialistas cuando gobernábamos". El único partido en España "capaz de garantizar una mayoría parlamentaria que supere los 176 diputados es el PSOE", ha sentenciado. De nuevo, como tras las elecciones del 20 de diciembre, con Ciudadanos y Podemos. "La relación político-afectiva de Podemos con los socialistas es muy complicada", ha añadido, para no quitar dificultad a su propia propuesta.

Víctima de la calumnia y “la pinza”

Pedro Sánchez se siente víctima de un acción conjunta, aunque no dijo que fuera coordinada, del PP y de Podemos para perjudicarle. El domingo así se sintió después de la circulación masiva de un vídeo, y sus comentarios, tras un gesto, después de saludar a unos niños negros, que dirigentes del PP y seguidores de Podemos tacharon de racista.

"La calumnia no vale en política y el juego sucio deja huella", ha asegurado. "Estoy sufriendo en esta campaña la confluencia en estrategia y adversarios, tanto del PP como de Podemos".

Sobre su futuro, ha repetido que "está en manos de los ciudadanos", con su voto el próximo domingo, y de "los militantes", en el congreso que se celebrará tras las elecciones. "No pretendo perpetuarme en política", ha aclarado.

La paralización de la LOMCE, una de las medidas del PSOE

A. D.

Pedro Sánchez ha presentado este lunes sus propuestas de educación y cultura en Madrid, en las inmediaciones de un colegio de la Villa de Vallecas. Se mantiene la paralización de la LOMCE y un acuerdo de Estado por la educación. Estas son algunas de las medidas: 

  • Un acuerdo social y político por la educación, mediante el diálogo con todos los sectores de la comunidad educativa.
  • Paralización inmediata de la LOMCE y de las normas reguladoras de su aplicación y desarrollo.
  • Inversión en educación del 5% del PIB, con la aspiración de alcanzar el 7% a medio plazo.
  • Avanzar en la universalización de la educación de 0 a 18 años, sin especificar plazos.
  • Ampliar la oferta pública de plazas escolar de 0 a 3 años.
  • Ofertar 200.000 nuevas plazas para Formación Profesional.
  • Un modelo de escuela inclusiva y laica.
  • Un sistema coeducativo que promueva la igualdad efectiva entre sexos en todas las etapas educativas al ser la mejor prevención contra la violencia de género.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información