Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy pide “concentrar el voto moderado” para frenar a “los malos”

El líder del PP insiste en el discurso del miedo y reivindica al exministro Soria

Mariano Rajoy, este sábado en Santa Cruz de Tenerife.
Mariano Rajoy, este sábado en Santa Cruz de Tenerife.

Casi nunca los llama por su nombre. Mariano Rajoy prometió una campaña “en positivo” y deja que sean sus teloneros los que se afanen en atacar a sus rivales con nombres y apellidos. Para el candidato son “los malos”. Este sábado pidió el voto contra ellos. “Os pido ayuda. Decidle a todos que es muy importante concentrar el voto moderado porque, cuando se divide, se acaban aprovechando los malos, los radicales y los extremistas”, declaró en un mitin en Santa Cruz de Tenerife ante un millar de simpatizantes.

Los pronósticos de Rajoy

Rajoy acertó en la porra de la Eurocopa —dijo que ayer España iba a ganar 3-0 a Turquía, como luego sucedió— y hoy, al terminar su mitin en Santa Cruz de Tenerife, se ha atrevido a hacer otro doble pronostico: futbolístico y político.

"Contra Croacia, 1-0 vamos a ganar. Podemos tener la tercera Copa de Europa. Tres seguidas", proclamó. ¿Y acertará también cuando dice que va a volver a ser presidente? "Yo creo que también", contestó. 

Por la tarde, en el club inglés de Las Palmas de Gran Canaria —donde las rancheras de unas bodas de oro competían con el himno merengue del PP—, Rajoy insistió en la misma idea. “Se van a publicar mil millones de encuestas. Todas dicen que el PP va a ganar, pero que el segundo va a ser Podemos. Pido que todo el voto moderado español se concentre en el PP”.

El lema de la campaña popular es “A favor”, pero los populares dedican cada intervención a alertar de los peligros del avance de Podemos y presentarse como el único voto útil para impedir que se instale en España “el modelo de Venezuela”. El partido recurre al discurso del miedo para movilizar a su electorado, y especialmente, al que se fue a Ciudadanos o se quedó en casa el pasado diciembre. “No es lo mismo un partido con el 45% que tres con el 15%”, señaló. "Estas son las elecciones más importantes para España desde 1977,  incluidas las de 1977”, declaró Rajoy. “Esto no es ninguna broma. Hay un riesgo cierto, si las elecciones salen como no deben salir, para la recuperación, la creación de empleo y el modelo de convivencia que nos dimos con la Constitución de 1978”, afirmó. “Quieren liquidarlo todo y si les dejamos, van a hacer mucho daño a nuestro país”.  "El voto moderado”, el de “las personas sensatas que no quieren radicalismos”, que “creen en el libre mercado, apuestan por la Unión Europea y creen en la nación española debe concentrarse en el PP porque si se divide, gobernará Podemos”, insistió.

Halagos a Soria

“Los malos” son los del partido de Pablo Iglesias, al que el candidato aludió este sábado como “el otro”, pero los populares han colocado en el mismo saco a Pedro Sánchez y Albert Rivera, los líderes a los que anteayer invitaba a una “gran coalición”. “Son el tripartito contra el que tenemos que luchar”, resumió Asier Antona, presidente del PP canario que relevó a José Manuel Soria en el cargo tras la dimisión de este por sus vínculos con paraísos fiscales. Rajoy le reivindicó en Las Palmas de Gran Canaria como un “magnífico ministro de Turismo”, pero Soria, cabeza de lista por Las Palmas el pasado diciembre, fue apartado de las del 26-J. Durante mucho tiempo fue el nombre recurrente con el que Rajoy justificaba no tomar medidas contra Rita Barberá u otros dirigentes señalados. A Soria, repetía, le habían imputado en varias causas y al final todo se había archivado. Finalmente renunció a su cargo a dos meses de las elecciones.

 Los populares aprovecharon la tribuna para volver a culpar al resto de contrincantes de la repetición de los comicios. "Hay elecciones por la falta de pericia y de generosidad de algunos políticos que fueron incapaces de dar respuesta a la decisión soberana del pueblo español. Espero que hayan aprendido algo”.