Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lágrimas de la hija de Mario Conde ante el juez Pedraz

La hija del exbanquero se negó a declarar ante el instructor y alegó que sólo quería estar con su hijo de seis años, que se halla enfermo

Mario Conde Arroyo y Alejandra Conde Arroyo en la presentación de la autobiografía de su padre en septiembre de 2009 en Madrid. Foto Europa Press | Vídeo Quality Producciones

Alejandra Conde, hija del expresidente de Banesto Mario Conde e implicada en el escándalo que ha llevado a su padre a la cárcel, irrumpió a llorar durante su comparecencia ante el juez Santiago Pedraz el pasado 14 de abril tras ser detenida como presunto testaferro de su padre en la repatriación del dinero que el exbanquero saqueó supuestamente de Banesto a comienzos de los años noventa. Alejandra llegó al juzgado tras haber estado dos días detenida en dependencias de la Guardia Civil. Se negó a declarar ante los agentes y, entre lágrimas, también comentó a Pedraz que se acogía a su derecho constitucional a no declarar.

La hija de Conde alegó que solo quería estar con su hijo de seis años, que se halla enfermo. El juez Pedraz dictó ese día cárcel contra su padre y a ella le permitió seguir en casa, en situación de arresto domiciliario, sin poder de salir de la vivienda, para que cuidase del menor. Y varias semanas después suavizó el arresto y le dejó ir con él al hospital cuando el menor lo necesitase.

El juez le imputa blanqueo de capitales y organización criminal en colaboración con su padre

Alejandra Conde está acusada de graves delitos; entre otros de actuar de testaferro de su padre en una maraña de empresas para camuflar el retorno de 13 millones de euros procedentes de siete países extranjeros, incluidos paraísos fiscales. Se le imputa blanqueo de capitales y organización criminal.

Sí prestó declaración ante el juez Cristina Fernández Álvarez, a quien según la investigación Conde puso al frente de varias empresas que actuaron de tapadera para la vuelta del dinero. Fernández se ratificó ante Pedraz en la declaración que horas antes había prestado ante los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. En su declaración reconoció que, aunque Conde no figurase al frente de las empresas, eran él y su familia los auténticos dueños.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >