Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias solo quiere competir con el presidente

El secretario general de Podemos lanza un mensaje claro a Pedro Sánchez durante el debate: “El adversario es el PP”

Iglesias durante el debate a 4. Quality

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, intentó este lunes en el debate presidencial a cuatro competir solo con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Acabó enfrentándose también con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aunque evitó toda confrontación con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

En la mayoría de sus intervenciones, en las que no avanzó nuevas propuestas, trató de situarse como principal alternativa al Partido Popular. Buscó demostrar aspectos de sintonía programática con los socialistas, y a cada interpelación reiteró el mismo mensaje. “Creo, señor Sánchez, que se equivoca usted de adversario, nuestra mano va a seguir tendida”, afirmó. “No soy yo, no soy yo”, murmuró mientras intervenía Sánchez. “El adversario es Rajoy”. No le convenció.

Con todo, siguió fiel a su estrategia de campaña, que consiste en minimizar el pulso con el PSOE a pesar de que su coalición disputa a ese partido la hegemonía de la izquierda. Advirtió de que la única alternativa a su plan es una “gran coalición”, ya que según su previsión la suma del PP y Ciudadanos no alcanzaría la mayoría absoluta. Y prometió que si el líder socialista logra más votos volverá a proponerle como presidente del Gobierno. Dijo “votos”, no “escaños”, porque Iglesias aspira a superarle precisamente en apoyos directos aunque asume que será más difícil conseguir ganarle en diputados. “Después del 26-J tendrá que elegir”, zanjó.

En materia económica, se esforzó por salir de las comparaciones con Grecia y las dificultades del Gobierno de Alexis Tsipras, y defendió como ejemplo el modelo expansivo de la segunda legislatura del presidente de EE UU, Barack Obama.

Más información