Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos pide al PSOE que no se equivoque de adversario

Errejón y Garzón comparten mitin y compaginan transversalidad ideológica y republicanismo

El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, y el líder de IU, Alberto Garzón, se abrazan en el mitin de Unidos Podemos en Málaga.rn
El número dos de Podemos, Íñigo Errejón, y el líder de IU, Alberto Garzón, se abrazan en el mitin de Unidos Podemos en Málaga. El Pais

En Andalucía, el feudo socialista, Podemos ha arrancado la campaña pidiendo al PSOE que no se equivoque de adversario. La estrategia del partido de Pablo Iglesias, que quiere apelar a los votantes socialistas descontentos, pasa por no responder a los ataques de los socialistas, a pesar de que el partido de Sánchez centre su campaña en cargar contra ellos. La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha afirmado este viernes que "Pablo Iglesias no es de fiar", cuestionando sus principios ideológicos y asegurado que "solo quiere el poder". Desde Málaga, primera parada de la caravana electoral de Podemos, el número dos, Íñigo Errejón, ha asegurado: "Entiendo que esa campaña del miedo, de los insultos y de los reproches la desarrolle el PP, pero el PSOE se está equivocando. No somos nosotros el adversario y nosotros no nos vamos a equivocar de adversario".

El mitin de Unidos Podemos, que Errejón ha protagonizado junto a Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, ha compaginado la transversalidad ideológica de Podemos con el republicanismo de Garzón y sus seguidores. El candidato de Podemos ha rehuido las "etiquetas" y ha citado al general Torrijos — cuyo monumento preside la Plaza de la Merced de Málaga— para proclamar: "Nosotros somos la gente, somos el pueblo español y que no nos van a dividir con etiquetas. Si queréis ponerle una etiqueta… Somos los que defendemos la soberanía nacional, las instituciones, la democracia". A cambio, el candidato de IU ha terminado, como suele, sus intervenciones, con un: "¡Salud y República!", aunque se le ha encontrado algo incómodo cuando los asistentes han coreado "¡España, mañana, será republicana", mientras intervenía. "Estoy de acuerdo con vosotros", ha apuntado sin mucho entusiasmo. Entre el público, varios centenares, se han mezclado las banderas republicanas y de IU con las de Podemos.

Errejón y Garzón se han intercambiado elogios, a pesar de que su relación nunca ha sido muy cercana, toda vez que el secretario político de Podemos siempre fue el más reacio a la alianza con IU. El candidato de la federación de izquierdas ha alabado la "altura intelectual" del número dos de Podemos, mientras este agradecía el "lujo" de haber sido presentado por Garzón. Ambos dirigentes se han repartido el tiempo (15 minutos exactos cada uno) pero ha sido Errejón quien ha cerrado el acto, coral, en el que también han participado el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, la jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, y los líderes andaluces: Teresa Rodríguez, de Podemos, y Antonio Maíllo, de IU. 

El sorpasso al PSOE tiene para Unidos Podemos un punto negro fundamental: Andalucía. Los socialistas les superaron en más de 650.000 votos y 12 escaños en esa comunidad en las pasadas elecciones generales, una barrera infranqueable para el partido de Pablo Iglesias, que asume que ahora solo podrá recortar la distancia, según reconocen fuentes de la dirección del partido. La formación cree, en todo caso, que su margen de mejora es amplio: según sus cálculos, pueden lograr hasta cinco escaños andaluces más que el pasado 20-D. "El desempate empieza en Andalucía", ha apuntado Errejón en Málaga.

Pero su reto, una vez que sus votantes están muy movilizados, es seguir detrayendo simpatizantes al partido de Pedro Sánchez. Para ello necesitan despejar la idea de que su objetivo es acabar con los socialistas. "Mano tendida, una sonrisa, y a recortarle terreno día a día al PP, que es a quien vamos a ganarle las elecciones", ha insistido Errejón. Solo Teresa Rodríguez, líder andaluza de Podemos, ha deslizado un reproche a los socialistas: "Por primera vez no hay que elegir entre la corrupción dura y la corrupción blanda, entre los recortes duros y blandos.  Por eso están nerviosos, alguna más nerviosa de la cuenta", ha apuntado en referencia velada a Susana Díaz.

Los candidatos han cargado contra el PP y han tratado de contrarrestar el miedo a la candidatura. "El PP representa en España un obstáculo a la posibilidad de tener un país mejor. Tiene que dar un paso a un costado", ha pedido Errejón. "Intentan asustarnos. Nos amenazan con que vamos a quitarle los ahorros a la gente. ¿Quién le ha quitado los ahorros a la gente? ¿Ha sido el cambio político o los amigos del señor Montoro?", se ha preguntado. "El señor Montoro es el principal antisistema de este país", añadía antes Garzón.