Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las bases de Izquierda Unida dan a Alberto Garzón el aval para pilotar el partido

Los militantes apoyan con un 74,7% la lista del candidato para la dirección

Garzón, en un acto de precampaña en Logroño, su ciudad natal. ABEL ALONSO EFE ATLAS

El azar ha querido que quien tome las riendas de Izquierda Unida tenga los mismos años que acaba de cumplir la federación: 30 tiene Alberto Garzón, y tres décadas la coalición que nació al calor de las movilizaciones contra la OTAN y que ahora elige a su quinto líder, que tiene planes de revolucionar el partido. Las bases de la formación han decidido por un 74,7% de los votos que la lista de Garzón al consejo político (máximo órgano de dirección entre asambleas) sea la que pilote el nuevo camino de IU. Garzón subrayó este lunes que el “abrumador” apoyo a su candidatura respalda su proyecto: “Construir un nuevo movimiento político y social con mucha más gente, que tenga carné político diferente o que no tenga afiliación política”.

El excandidato de IU a la presidencia del Gobierno, ahora número cinco de la lista por Madrid de la coalición Unidos Podemos, será elegido oficialmente nuevo coordinador general el próximo fin de semana por votación de los miembros del consejo político. Garzón tenía enfrente a los dos últimos líderes de IU: Cayo Lara, que cerraba la lista de la eurodiputada Paloma López, y Gaspar Llamazares, que figuraba en otra lista alternativa, la del periodista y alcalde Tasio Oliver. La lista de los cayistas ha logrado el 20,8% de los votos, y la de los llamazaristas, el 4,6%. Garzón prometió este lunes que integrará a los críticos en una dirección “plural”.

Baja participación

El apoyo a Garzón está marcado, no obstante, por una baja participación: el 40,2% (8.548) de los 22.321 militantes de IU, aún más teniendo en cuenta que esta era la primera vez que la dirección se elegía por primarias abiertas a la militancia. Las bases votaron durante el pasado fin de semana la composición del 60% del nuevo consejo político, es decir, 90 miembros de los 150 que pasa a tener el órgano, que ha reducido sus representantes. El 40% restante corresponde a la cuota de las federaciones. Con el 74,7% de apoyo logrado por la lista de Garzón, los suyos obtendrán entre 67 y 68 miembros de la dirección. Esto es, el candidato se asegura ser elegido el nuevo coordinador general por holgada mayoría el próximo domingo.

La lista de Garzón, llamada Una IU por un Nuevo País, contaba con el respaldo del Partido Comunista, el de más peso en la coalición. El portavoz colocó al secretario general de los comunistas, José Luis Centella, en el destacado número tres de su lista. La votación estaba abierta también a los casi 50.000 simpatizantes para los documentos políticos, las tesis con los proyectos de las candidaturas para el medio y largo plazo. En este caso, la participación se redujo a poco más del 15%. El documento de Garzón, avalado también por el 76,6% de los votos, explica que pretende “superar” a la federación de izquierdas “en el proceso constituyente de un movimiento político y social” que sea capaz “de articular una herramienta más potente y más amplia”.

Garzón aseguró este lunes que aún es pronto para emplazar a su socio electoral, Podemos, a participar en esa futura nueva organización que pretende poner en marcha, pero vinculó los siguientes pasos que den ambas fuerzas al resultado electoral: “Seguro que todo lo que venga después va a verse influenciado por ese resultado”, dijo.

El nuevo líder de IU declara que su aspiración es “construir el socialismo en el siglo XXI”, toda vez que “el capitalismo no es reformable en un sentido positivo para la mayoría social”. Su propuesta pasa también por instaurar una república, consagrar el “derecho de autodeterminación de los pueblos en España” y realizar una auditoría de la deuda y una quita, dentro de la oposición a una Unión Europea que el ejemplo griego ha certificado que es “irreformable e incompatible con la soberanía de los pueblos”.

El economista malagueño (aunque nacido en Logroño) que llegó a la política en 2011 como el diputado más joven de la legislatura, se afilió a IU hace diez años, motivado tras leer El tiempo y la memoria, de Julio Anguita, como cuenta en su libro A pie de escaño [Península]. Pilotará el partido que antes dirigieron Gerardo Iglesias (1986-1989), Julio Anguita (1989-2000), Gaspar Llamazares (2000-2008) y Cayo Lara (2008-2016). La nueva etapa de la formación está marcada por una alianza electoral con Podemos que les integrará en el mismo grupo parlamentario en el Congreso que salga tras las elecciones del 26 de junio.

Los días 3 y 4 de junio se celebrará la XI Asamblea federal de IU, de la que saldrá oficialmente Alberto Garzón elegido como nuevo coordinador general.

Más información