Los inspectores que exculpan a la Infanta testifican en el juicio de Nóos

El caso entra en la fase pericial, clave para Cristina de Borbón

La infanta declara en el juicio del caso Nóos el pasado 3 de marzo en Palma.
La infanta declara en el juicio del caso Nóos el pasado 3 de marzo en Palma.TOLO RAMÓN

El juicio del caso Nóos se adentra esta semana en su fase más técnica y una de las más importantes para la infanta Cristina y el resto de acusados: la de los peritos. El tribunal interrogará desde el martes y hasta el 10 de junio a los diferentes funcionarios de Hacienda, policía y expertos propuestos por las acusaciones y defensas, que tratarán de desenmarañar el entramado de contrataciones, facturas y tributaciones a Hacienda que constituyen el eje del caso.

Comparecerán, entre otros, los funcionarios de la Agencia Tributaria que elaboraron los informes que exoneran a la Infanta de la comisión de delitos fiscales y que sirvieron a la Fiscalía Anticorrupción y a la Abogacía del Estado para afianzar su argumentario sobre la inocencia de la hermana del Rey.

Mientras que la acusación popular del pseudosindicato Manos Limpias pide ocho años para Cristina de Borbón como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales cometidos por su marido a través de sociedad Aizoon, Hacienda siempre la ha exculpado. En la documentación que figura en la causa, ha insistido en que era una socia no administradora de Aizoon, empresa que fue utilizada por Iñaki Urdangarin para pagar menos impuestos en sus declaraciones de IRPF durante dos ejercicios fiscales.

Sin ingresos de Aizoon

Los inspectores de Hacienda siempre han defendido que la Infanta “no constaba como autorizada de las cuentas bancarias de la empresa” y no participó en el movimiento de 147.000 euros en billetes de 500 que dio lugar a la investigación de Hacienda que terminó por analizar al detalle el laberinto empresarial y societario de Urdangarin y Diego Torres. Los informes siempre han apuntado que la hermana del Rey “no percibía rendimientos de trabajo de Aizoon, ni dividendos”.

Todos estos extremos fueron corroborados por los tres inspectores de la Agencia Tributaria de la delegación de Cataluña durante su declaración en la fase de instrucción. Allí también quisieron dejar claro que durante la investigación a las empresas del entramado de Nóos, accedieron “en reiteradas ocasiones” a la base de datos de Cristina de Borbón, de la misma forma que lo habrían hecho con “cualquier otro contribuyente” y sin supervisión o control de los accesos a esa información por parte de nadie.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS