Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El militar candidato de Podemos: “Soy pacifista y antimilitarista”

IU y Equo arropan en su presentación a las bases a Julio Rodríguez, exJEMAD y cabeza de lista por Almería, tras rechazar su candidatura

Julio Rodríguez, exJEMAD y cabeza de lista de Podemos por Almería.

Un soldado disciplinado y leal, que acude donde le mandan, y un militar sui generis: “Pacifista y antimilitarista”. Con ese audaz discurso se presentó este martes en Almería el exjefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) y candidato de Podemos, Julio Rodríguez, cabeza de lista de la coalición Unidos Podemos por esa provincia para las elecciones del 26 de junio. El general estuvo acompañado en su presentación a las bases del partido por los dirigentes regionales de IU y Equo, socios de la candidatura, con quienes ha logrado en tiempo récord un armisticio, después de que rechazaran la semana pasada que encabezara la lista de la alianza. “Es un hombre de guerra y de la OTAN”, se había quejado la coordinadora general de IU en Almería, Rosalía Martín, que compartió mesa y coloquio con él. El candidato de Podemos buscó desmontar los estereotipos sobre el Ejército, y el auditorio, formado por simpatizantes de los tres partidos, dos de los cuales de marcado perfil antimilitarista, acabó por aplaudirle con entusiasmo.

La presencia del militar como cabeza de lista escoció a IU y Equo. La dirigente regional de IU había tachado de “provocación” que Rodríguez liderara la candidatura. “Pueden poner al mono Amedio si quieren”, llegó a decir. Este martes arropó al general, aunque defendió que no se arrepiente de sus palabras, porque son “convicciones programáticas fundacionales de IU”, en referencia a la defensa de la salida de España de la OTAN, una de las señas de identidad de la federación de izquierdas, que nació precisamente por la oposición a la alianza en 1986. “Otra cosa es que tenga que aparcarlas en la confluencia, pero seguiré defendiéndolas en mi programa”, aseguró. El militar había trabajado previamente su tregua con la política de IU. Ambos mantuvieron un encuentro el domingo en Madrid para limar asperezas. En la mesa, la dirigente de IU proclamó a su vera: “La OTAN está al servicio del capital. En Andalucía seguiremos diciendo OTAN no, bases fuera”. El coportavoz de Equo, Ramón Amalte, también defendió el "ecologismo y el pacifismo" como elementos relevantes de la candidatura conjunta.

La candidatura del general por Almería no ha estado, sin embargo, en ningún momento en cuestión, a pesar del revuelo, que en la dirección de Podemos reducen a "minoritario".  La figura del exJEMAD es de suma importancia para el partido de Pablo Iglesias. Por un lado, como ejemplo de que Podemos incorpora "a los mejores", y por otro, porque como militar viene a representar con éxito su proyecto de la transversalidad ideológica y que apela a una gran mayoría social. "Conoce perfectamente al Ejército y a las Fuerzas Armadas. Es fundamental contar con la gente mejor preparada. Y, además, es una muestra evidente de que quien quiere alentar el miedo a Podemos no tiene ningún fundamento", asegura a EL PAÍS Irene Montero, jefa de gabinete de Pablo Iglesias. Montero defiende que Rodríguez encabeza por Almería a pesar de no tener relación con la provincia porque la lista "es una lista de país" y sus primarias se hacen con circunscripción única.

El foro era escéptico y el militar aguantó varias intervenciones de simpatizantes preguntándole por qué Podemos elegía a un militar para encabezar la lista por Almería, una región sensibilizada por accidentes como el de Palomares, en 1966. El candidato de Podemos desplegó un discurso enérgico. "Las Fuerzas Armadas son una institución sometida al poder civil. Y un militar democrático y progresista puede ser pacifista y antimilitarista. Soy antimilitarista contra quienes utilizan las Fuerzas Armadas como último recurso. Soy un pacifista porque conozco la guerra. Soy tan pacifista y antimilitarista como el que más, y odio la guerra como el que más”, proclamó.

El exJEMAD Julio Rodríguez (d), posando en una foto con Rosalía Martín, coordinadora de IU Almería y Joaquín Arnalte, portavoz local de Equo.

"Me considero contrario a los complejos militares industriales, contra la doctrina de Washington. Obama decía que su equipo le recomienda que utilice el instrumento militar. Y lo dijo Eisenhower: 'el problema que tenemos es transformar la industria de la guerra en paz', y no se ha transformado", abundó. El candidato de Podemos calificó de "obsceno" que tras el atentado de París de noviembre de 2015 "las 12 empresas mayores productoras de armamento subieran el 7% el lunes siguiente y ganaran 6.000 millones de euros. Contra eso es contra lo que hay que luchar".

Rodríguez tampoco eludió el tema de la OTAN, y defendió que es “una organización obsoleta, creada tras la Segunda Guerra Mundial para un escenario que ha desaparecido”, pero no abogó por la salida de España de la alianza. El programa de Podemos recoge la búsqueda de una mayor autonomía estratégica de España y Europa dentro de la OTAN. El candidato también aludió a su papel como JEMAD cuando España participó en la intervención en Libia. “No se lanzó ni una bomba, aunque con eso no eludo la responsabilidad política”. El general dijo querer recuperar la palabra patriotismo y defendió que se ha enrolado en la política para ayudar al cambio. “Podría tener una vida más tranquila, pero pienso en mis hijos y en mis nietos. Quieren que no tengamos cultura política. El día que me digan que sobro, me voy”. Rodríguez salió victorioso y de selfie en selfie. “Voy a votar a un militar por primera vez en mi vida”, le dijo con sorna un simpatizante.