Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos e IU comienzan a trabajar en un programa electoral conjunto

Las dos fuerzas desarrollarán las medidas comunes para alcanzar un documento de mínimos

Nuevas elecciones.  Echenique y Barrena, este martes.

Podemos e Izquierda Unida buscan salvar las diferencias estratégicas sobre la coalición que están negociando para el 26-J con un programa electoral de mínimos en común. Las dos fuerzas, con un proyecto económico y social muy parecido, acordaron este martes trabajar en un documento compartido. En una reunión de más de tres horas en Zaragoza, los secretarios de Organización de las formaciones, Pablo Echenique y Adolfo Barrena, decidieron poner en marcha un grupo de trabajo mixto para alcanzar un acuerdo en los próximos días.

Quedan menos de diez días para que Podemos e IU formalicen ante la Junta Electoral Central (JEC) un pacto para concurrir en coalición a las elecciones generales del 26 de junio. Y menos de una semana para que ese acuerdo esté lo suficientemente avanzado para permitir a la formación de Pablo Iglesias convocar una consulta a sus bases. Aunque los contactos informales mantenidos en las últimas semanas entre el líder de Podemos y el diputado de IU-Unidad Popular Alberto Garzón reflejan que está cerca la posibilidad de suscribir una alianza nacional, los negociadores aseguran que “se mantiene la distancia” en algunas cuestiones de carácter estratégico y práctico. Irene Montero, jefa de gabinete de Iglesias, también insistió en que “sigue habiendo algunos escollos”.

La prudencia mostrada por los negociadores demuestran, en cualquier caso, la voluntad de evitar intoxicaciones y de no frustrar las expectativas. Tanto la dirección de Podemos como la de IU están decididas a lograrlo.

Equipo de trabajo

“Se va a poner en marcha un equipo de trabajo mixto, con representantes de ambas formaciones, para que puedan empezar a redactar un documento programático de mínimos entre Podemos e Izquierda Unida”, informó Podemos. Por parte de IU se integrará en ese grupo Marga Ferré, responsable del programa. Su homóloga de Podemos, Carolina Bescansa, y el economista del partido Nacho Álvarez también figurarán en el equipo. Su trabajo consistirá en desarrollar las medidas que unen a las dos fuerzas. Con todo, el programa de mínimos no impedirá que estas fuerzas concurran al 26-J con añadidos de sus propios programas. Una de las cuestiones en las que parece haber consenso es la separación de los programas y de las campañas electorales.

Aunque las formaciones mantienen coincidencia casi absoluta en cuestiones cruciales de política económica y social, sus proyectos políticos son diferentes. Y esa disparidad ha quedado demostrada en algunos puntos de sus programas electorales: la forma de Estado, los conciertos en educación o la relación con la OTAN.

Otro de los posibles escollos, la abultada deuda de IU, no está interfiriendo en la negociación, según fuentes de la federación de izquierdas, que recuerdan que un acuerdo de coalición no implica que la otra formación asuma responsabilidad sobre esa obligación bancaria. Estas fuentes recuerdan que Podemos suscribió una coalición con ICV en Cataluña a pesar de su millonaria deuda, lo que no quedó reflejado en el acuerdo.

Por otro lado, el acuerdo económico de reparto de las subvenciones públicas, que es independiente de la situación económica de cada una de las formaciones, da derecho a una cuantía que de ninguna forma será millonaria para IU, dado su peso proporcional en la coalición, por lo que tampoco serviría para saldar su deuda con los bancos.

 

Más información