_
_
_
_
_

Rajoy, a los suyos: “Las campañas no son para hacer amigos”

"Estoy dispuesto a que mi cara no salga", dice el líder del PP sobre el ahorro en cartelería electoral

Mariano Rajoy a su llegada al comité ejecutivo nacional.
Mariano Rajoy a su llegada al comité ejecutivo nacional.Claudio Alvarez
Más información
El PP se divide sobre cómo combatir a Ciudadanos sin hipotecar futuros pactos
Los presidentes socialistas no ven factible pactar con el PP pero posponen el debate de las alianzas
La continuidad de Rajoy bloquea un pacto de PP y Ciudadanos
Maroto rescata el debate sobre las primarias en el PP

"Las campañas no son para hacer amigos, ni enemigos; son para enfrentarnos a nuestros adversarios políticos", ha advertido Mariano Rajoy a los suyos, este martes, en la primera reunión del comité ejecutivo del PP tras la convocatoria de nuevas elecciones el 26 de junio. El partido ha decidido mantener prácticamente el mismo equipo, programa, listas y mensaje de la pasada campaña. La estrategia tratará, por un lado, de atacar a Ciudadanos incidiendo ahora en que su líder, Albert Rivera, "se entregó al PSOE"; por otro, insistirán en que solo los populares pueden garantizar la recuperación económica y la creación de empleo frente a la "frivolidad" de sus rivales.

La única novedad es que el PP propondrá al resto de formaciones políticas ahorrar en la cartelería, banderolas y publicidad estática de la campaña —"estoy dispuesto a que mi cara no salga", ha dicho Rajoy—, aunque no en el buzoneo directo a los electores, como proponían otras fuerzas políticas. La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, llamará este martes a dirigentes de otros partidos para negociar recortes en los presupuestos de campaña. La número dos de los populares calcula que al eliminar la cartelería podrían ahorrar "casi una tercera parte del gasto total".   

Preguntada sobre por qué creía el partido que con el mismo mensaje y equipo de campaña iban a mejorar los resultados respecto al pasado 20-D, cuando se dejaron 3,6 millones de votos en las urnas, Cospedal ha argumentado que ahora los ciudadanos han "aprendido" y que Ciudadanos fue "el único partido que votó la investidura de Pedro Sánchez y un programa que consistía en derogar todas las reformas que evitaron la quiebra de España". Rajoy confía en recuperar parte de los votos que les arrebató Albert Rivera y también parte de los apoyos de tradicionales votantes que el pasado diciembre se quedaron en casa.

"El candidato es Rajoy"

En el comité, que ha durado poco más de una hora, no ha habido debate alguno. Además de Rajoy y Cospedal solo han intervenido el riojano Pedro Sanz, y el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con mensajes de agradecimiento al presidente. Ni el líder popular ni nadie del partido ha planteado durante el comité la postura de Ciudadanos de oponerse a que Rajoy encabece el Gobierno. "Cuando Rivera dice que Rajoy no está capacitado para ser el presidente es un insulto. Pero tampoco pasa nada. Él no es rencoroso", ha dicho Cospedal. Preguntada por si se plantearía sustituir al actual líder popular por otro para facilitar un eventual acuerdo de Gobierno con Ciudadanos, Cospedal ha cortado en seco: "Rivera puede decir lo que quiera. Nuestro candidato es Mariano Rajoy y estoy convencida de que va a ser presidente del Gobierno". Al salir del comité, todos los altos cargos populares, como el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, insistían en "la buena forma" en que veían a su presidente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La número dos del PP no ha querido hablar de pactos postelectorales —"ya veremos"—, aunque ha insistido en la idea de que no todos los socialistas piensan como su secretario general, Pedro Sánchez. "No todo el PSOE tiene esa situación de bloqueo a sentarse a hablar con el PP, aunque tengo que respetar su jerarquía".  

Preguntada sobre si Rajoy había dado alguna directriz sobre cómo tratar los temas de corrupción durante la campaña, Cospedal ha admitido que sí se había abordado el asunto durante la reunión del comité. "Hay que ser contundentes, pero también justos y defender la presunción de inocencia. Nosotros no nos pasamos el día hablando de los ERE de Andalucía. Estar hablando todo el día de la corrupción hace que los ciudadanos crean algo que no es verdad, que todos los políticos son corruptos. Es un error de aquellos que intentan hacérselo creer". 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Natalia Junquera
Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_