Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos ha expulsado a más de 50 concejales desde las municipales

Cinco ediles de Molina de Segura pasan a engrosar la lista por apoyar al PSOE en contra del criterio de la dirección del partido

Albert Rivera, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Albert Rivera, en una imagen de archivo. EFE

Ciudadanos ha confirmado este lunes la expulsión de sus cinco concejales en Molina de Segura (Murcia), por apoyar al PSOE en contra del criterio de la dirección nacional, que les pidió que respetaran a la lista más votada, del PP. El alcalde de Molina, Eduardo Contreras (PP), gobernaba la ciudad gracias a que Ciudadanos no votó en contra de su investidura. El 29 de marzo, tras la dimisión del regidor, los concejales del partido votaron a favor de que la alcaldesa fuera la socialista Esther Clavero.

Desde mayo de 2015, cuando se celebraron las elecciones municipales que supusieron el pistoletazo de salida para la expansión nacional del partido, la formación emergente ha expulsado a más de 50 concejales por no cumplir con el reglamento interno o pactar con partidos que Ciudadanos considera independentistas, como Compromís. Además, más de una decena de ediles han dejado voluntariamente el partido. Ciudadanos tiene más de 1.500 representantes en los Ayuntamientos.

No es el único problema al que se enfrenta el partido de Albert Rivera en una Comunidad clave para sus expectativas electorales en las elecciones generales del 26-J. La dirección nacional ha abierto expediente a un diputado autonómico en Murcia (Luis Fernández) y a su delegado territorial en esta Autonomía (Mario Gómez) tras conocer que presuntamente decidieron pagar casi 20.000 euros de gastos de la campaña electoral de mayo de 2015 con fondos del grupo parlamentario. La ley de financiación impide ese uso de la subvención pública.

En los tres últimos meses, la formación se ha enfrentado a las consecuencias de su rápida expansión nacional, en la que sumó a centenares de nuevos candidatos. Nazareth Quijano, concejal en Logroño (La Rioja), se dio de baja al descubrirse que había desviado 18.000 euros de los fondos de la agrupación a su cuenta. El Ayuntamiento de esta ciudad investiga a Ciudadanos por contratar ilegalmente a una edil. Eva Borox, diputada autonómica en Madrid, dimitió tras conocerse su amistad con David Marjaliza, muñidor de la trama Púnica. Y un diputado autonómico por Aragón (José Luis Juste) y el coordinador de La Rioja (Federico Pérez Oteiza) han dejado sus cargos al saberse que tenían empresas en Panamá (los dos defienden la legalidad de sus negocios).