Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón renuncia a ser diputada y se reserva para el congreso del PSOE

La exministra evita desvelar los motivos de su retirada aunque señala que son "políticos"

Carmen Chacón, este jueves, en el Congreso.

La sorpresa fue absoluta en el PSOE al conocerse que Carme Chacón, hasta ahora número uno por Barcelona al Congreso, había decidido no repetir y, por tanto, estar ausente de las Cortes que se constituyan el próximo mes de julio. La razón que esgrimen fuentes socialistas es la existencia de rivales para hacerse con el número uno de la candidatura y, por tanto, tener que competir en primarias por el puesto. Hasta ahora siempre había conseguido la plaza por aclamación. No será diputada pero mantiene su puesto en la ejecutiva federal del PSOE, por lo que participará en el congreso que dirima el futuro liderazgo.

La diputada Carme Chacón abandona la vida parlamentaria, pero no la política. Continuará en la ejecutiva federal de su partido como secretaria de Relaciones Internacionales hasta el nuevo congreso socialista, así como en la dirección del PSC.

“Debe haber hecho sumas y restas y a lo mejor le salen más restas, pero no tengo ni idea de por qué lo hace”, respondió ayer a EL PAÍS el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, al ser preguntado por las razones de la marcha de la que fue ministra de Defensa en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La declaración de Iceta supone toda una carga de profundidad. Se refiere a que en esa ocasión tendrá que ir a primarias y enfrentarse al menos a otro candidato para aspirar al número uno por Barcelona, algo que nunca le había ocurrido. Chacón siempre ha sido designada por aclamación del PSC.

Ahora el senador Carles Martí aspira a ocupar ese puesto de al Congreso por el procedimiento de primarias. No ocurrió así para las elecciones del 20 de diciembre en las que logró imponer una lista que molestó a Iceta porque prescindía, entre otros, de su antecesor, Pere Navarro. Ahora su fuerza no sería tanta y tendría que competir, según fuentes socialistas.

“Razones políticas que me guardo, pero que no son importantes”, dijo en una breve rueda de prensa en el Congreso, aunque Pedro Sánchez la contradijo al asegurar que Chacón había esgrimido “razones personales” la noche del miércoles cuando le comunicó su renuncia.

Un paso al lado

El círculo más cercano de la exministra desconocía la decisión pero, según confirmó ella misma, el que sabía de sus intenciones desde hace un mes era el expresidente Zapatero. Quienes la conocen a fondo coinciden en que su renuncia al Congreso no es un paso atrás, si no un paso al lado, para coger aire. Ya fue así cuando se marchó a impartir clases en una universidad de Miami. Las fuentes de su entorno aseguran que esperará al resultado electoral del PSOE el 26-J y al congreso en el que los socialistas dirimirán el liderazgo del partido. Ahí estará ella.

Desde el entorno de Sánchez se recuerda que él quiso que fuera la responsable de política exterior de su ejecutiva. En estos 20 meses, Sánchez ha tenido ocasión de observar diferentes actitudes de Chacón: de la distancia a la colaboración de manera intermitente. Las etapas de más apoyo al líder socialista le valieron cierta enemistad con la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. La dirigente andaluza apoyó a Chacón en su enfrentamiento con Alfredo Pérez Rubalcaba por la secretaría general del partido, que este ganó por un puñado de votos.

Su alejamiento, sobre todo su estancia en Miami entre 2013 y 2015, fue determinante para perder toda posibilidad de dirigir el PSOE, piensan algunos miembros del partido. Pero no aspirar a ser el número uno de lista al Congreso no equivale a renunciar a formar parte del equipo que lo lidere. Las fuentes informantes explican que por eso no deja la ejecutiva federal.

Mientras tanto mantendrá su docencia en la Fundación Ortega-Marañón y sus clases de Derecho en el Miami Dade College.

César Luena y Pedro Sánchez, en el Congreso.

Batet se perfila como alternativa a la exministra

P.R.

Meritxell Batet se perfila como la alternativa a Carme Chacón para encabezar la lista del PSC por Barcelona el próximo 26-J. Su nombre genera entre la militancia muchos más apoyos que el de la exministra.

Batet ya ha comunicado su decisión a los líderes del PSOE y del PSC, Pedro Sánchez y Miquel Iceta, pero estos guardan silencio ante la convocatoria de las primarias entre los militantes del socialismo catalán, proceso que se inicia hoy. Si Batet tiene el espaldarazo de la dirección queda por ver qué hace el candidato alternativo, el exsenador Carles Martí: pactar con Batet un lugar en las listas a cambio de retirarse o competir con ella por el liderazgo de la lista.

Batet apoyó a Eduardo Madina en las primarias para liderar el partido que ganó Sánchez, pero después ha mostrado una enorme lealtad a este, que la designó número dos por Madrid e integrante de su equipo negociador.

Más información