Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey anticipa la repetición de elecciones y pide una campaña austera

Felipe VI demanda moderación si los españoles deben volver a las urnas el 26 de junio

Felipe VI con Alberto Garzón, este lunes.

En las primeras audiencias de la tercera ronda de contactos con los partidos, el Rey se ha mostrado esperanzado en que se logre un acuerdo de Gobierno en el último minuto, aunque no descarta que se tenga que acudir a unos nuevos comicios, según han transmitido este lunes varios de los representantes que han acudido a La Zarzuela. En el caso de que se cumpla el peor de los escenarios, Felipe VI ha sugerido moderación a alguna de las formaciones con representación en el Congreso ante una posible campaña electoral, como Foro Asturias, que se presentó a las elecciones en alianza con el PP, o Izquierda Unida. 

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ha sido el primer representante parlamentario que ha recibido el Rey en la última ronda de contactos de la legislatura. A lo largo de la audiencia, que ha empezado a las diez de la mañana y ha durado unos 45 minutos, Quevedo ha trasladado su pesimismo sobre el proceso.

"El Rey ha escuchado con atención que esto es una oportunidad perdida", ha explicado en la sala de prensa del Congreso de los Diputados. Quevedo ha referido que ha visto al jefe del Estado "comprometido" y con una "actitud sosegada" ante las "dificultades" que tiene el país para formar Gobierno. "El Rey es consciente de que no se lo han puesto fácil, pero lo he visto decidido a indagar la oportunidad de evitar las elecciones hasta el último minuto".

En su análisis, Quevedo ha concluido que "no ha habido una respuesta de suficiente altura" por parte de los partidos en un momento y escenario complejos. Con todo, ha dejado un resquicio abierto a la esperanza: "No renunciamos a que pueda haber un acuerdo en el último segundo".

Para Nueva Canarias, que concurrió a las elecciones del pasado 20 de diciembre en alianza con el PSOE y apoyó la investidura fallida de Pedro Sánchez, ha terminado el tiempo de alcanzar un acuerdo mediante "una actitud proactiva", aunque quedaría margen para hacerlo desde "una actitud permisiva", es decir, absteniéndose en la votación para lograr un pacto de legislatura que permita un Gobierno de cambio.

Tras Quevedo, el jefe del Estado se ha reunido con Isidro Manuel Martínez, de Foro Asturias, y Ana Oramas, de Coalición Canaria. Después ha sido el turno de los representantes de IU, UPN, En Marea y Democràcia i Llibertat.

Foro Asturias: "Vamos a elecciones"

El representante de Foro Asturias, partido que se presentó a las elecciones coaligado con el PP, se ha mostrado comprensivo con que el Rey esté sondeando la posibilidad de que pueda producirse un acuerdo de última hora, pero no ha compartido esa opción. "Vamos hacia una elecciones generales", ha expresado. Para Martínez, los españoles han sido "víctimas de las maniobras de Pedro Sánchez, asistido por Albert Rivera, para evitar un Gobierno del partido que ha ganado las elecciones".

Ante la que contempla única salida, el representante de Foro Asturias ha asegurado que el jefe del Estado ha pedido moderación para la virtual campaña electoral: "El Rey ha expresado su deseo de que no cansemos a los electores y no hagamos una campaña gravosa para el país".

En ese sentido, el representante de Nueva Canarias ha abogado antes de Martínez por reducir los gastos porque unas nuevas elecciones, "además de un fracaso, son un dispendio".

Coalición Canaria: "No hay posibilidad"

La representante de Coalición Canaria, Ana María Oramas, también ha trasladado al jefe del Estado su falta de entusiasmo con el proceso. "No hay posibilidad en estas últimas horas", ha señalado. Oramas, convencida de que "vamos a elecciones", ha contado al Rey su experiencia en la negociación de estos meses. Su partido cerró un pacto con el PSOE y Ciudadanos, que mantuvo hasta la segunda votación en el debate de investidura. La diputada ha deplorado el "enfrentamiento", el "odio" y el "rencor", que afloró en el debate, cuando, según ha desvelado, "hubo cuatro días" en los que la abstención de Podemos y de los partidos nacionalistas "estuvo sobre la mesa" y el acuerdo pudo ser posible. 

La diputada canaria ha augurado que en caso de elecciones la campaña electoral va a ser distinta: "No se va a hablar de propuestas, sino de quién ha sido el culpable del fracaso de esta legislatura". Oramas ha negado que el Rey esté pidiendo a los partidos contención económica en esta campaña: "Y menos a un partido como el nuestro. Los que gastan mucho dinero van mañana a La Zarzuela".

Oramas ha exigido "un cambio radical" para después de las elecciones, de las que tampoco surgirá un Gobierno de mayoría absoluta. "Hay que hacer borrón y cuenta nueva para llegar a acuerdos". "Si los candidatos van a ser los mismos y los interlocutores también", ha advertido, "habrá Gobierno en funciones hasta octubre".

UPN: "Un acuerdo PP-PSOE"

Javier Esparza, presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), ha sido el último representante político recibido en la sesión de la mañana. Esparza, que no es diputado y cuyo partido fue aliado del PP en las elecciones, también se ha mostrado convencido de que no queda otra salida que las elecciones, aunque ha manifestado su decepción por que los partidos no hayan sido capaces de lograr un acuerdo.

Esparza ha defendido ante el Rey que "lo más necesario es un acuerdo PP-PSOE" y ha lamentado que no haya sido posible por "posicionamientos enrocados y excluyentes". "Es una irresponsabilidad excluir al partido más votado", ha dicho en referencia al PP.

A tono con el representante de Foro Asturias, Esparza ha puesto el énfasis en la reducción de gastos para la campaña electoral. Según ha explicado, su partido ya solicitó una reducción del 30% de los gastos el pasado 13 de abril mediante una carta al presidente del Congreso de los Diputados.

IU: "El fracaso de un proceso"

Tras hacer un receso para comer, Felipe VI ha retomado los contactos en la tarde. El jefe del Estado ha recibido a las 16.00 al diputado de Izquierda Unida (IU) Alberto Garzón. El "grueso de la conversación" entre el parlamentario y el Rey ha girado alrededor de las hipotéticas elecciones anticipadas. "Está todo bastante sentenciado", ha diagnosticado Garzón, quien ha defendido que su formación ha hecho "todo lo posible" para que haya un acuerdo, pero no ha podido ser.

El diputado ha explicado su "análisis compartido" con el Rey: "Estamos ante el fracaso de un proceso". Sin embargo, no cerró del todo todas las expectativas: "Aún estamos en el tiempo de descuento y es posible una última sorpresa, pero la sensación generalizada es que no se producirá". El fracaso de la investidura, según Garzón, producirá frustración en la ciudadanía, lo que se traducirá en abstención, "a no ser que hubiese un revulsivo", como la coalición de izquierdas en la que trabaja su partido con Podemos, que cambiará el signo de la campaña electoral.

La comparecencia de Garzón ha sido en clave electoral, con el acuerdo con Podemos como telón de fondo, por el que, según ha revelado, se ha mostrado "muy interesado" el Rey, a quien de forma reiterada se ha referido como "el ciudadano Felipe de Borbón". "Hemos hablado bastante de la posibilidad de que hubiera una confluencia", ha referido.

El representante de IU ha manifestado su apoyo a reducir los gastos de la campaña electoral "porque este fracaso no puede generar un sobrecoste para la ciudadanía". En ese sentido, ha apuntado que "el Rey aboga por una campaña más austera". Garzón ha apostado por una campaña "rápida, amena y ágil preservando las garantías de pluralidad" que evite "el desembolso millonario".

En Marea: "Un presidente independiente"

La ronda ha seguido con el diputado del PNV Aitor Esteban quien no compareció tras la audiencia.  Le ha seguido la diputada de En Marea Alexandra Fernández, quien en la misma línea de quienes le han precedido ha explicado que el Rey le ha pedido que redujeran los gastos en la próxima campaña. La diputada gallega ha preguntado al jefe del Estado sobre la posibilidad de nombrar a un independiente como candidato a la presidencia del Gobierno. El Rey, según ha explicado, ha contestado que eso solo sería posible en el caso de que una amplia mayoría lo demandase. "O en caso de extrema necesidad", ha añadido.

Democràcia i Llibertat: "Un desnorte beneficioso"

La jornada ha concluido con una audiencia del portavoz de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs. El diputado catalán ha trasladado al Rey su impresión de que la tensión territorial de Cataluña ha sido determinante en el fracaso del proceso. "Si no fuera por la agenda catalana, hoy habría un Gobierno en España", ha manifestado.

Homs ha criticado a la política española por su "incapacidad para gestionar la complejidad", lo que desde su punto de vista ha llevado a su partido a la "conclusión relevante" de que "la cuestión catalana se va a resolver en manos de los catalanes". "No podemos esperar esa resolución por parte de la política española", ha añadido.

Para el representante de Democràcia i Llibertat, el "desnorte" de la política española y las próximas selecciones se plantean como "una oportunidad para certificar el camino que se empezó en Cataluña". Homs ha zaherido la llaga del fracaso de la investidura en todo momento. "Éramos el hazmerreír de todo el sistema político español, que es nuestro adversario, y ahora no es capaz de formar Gobierno, cosa que nosotros sí hemos hecho".

Más información