Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten el alcalde de Granada y la concejal de Urbanismo

Torres Hurtado y Nieto fueron detenidos por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística

José Torres Hurtado, tras presentar su dimisión como alcalde de Granada

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, detenidos el miércoles pasado por su presunta implicación en una trama de corrupción urbanística, han presentado su dimisión este lunes. Ambos políticos pertenecen al Partido Popular (PP), formación que le había dado tres semanas de plazo al regidor para que renunciara al cargo. "Presentamos nuestra dimisión porque entendemos las consecuencias de esta situación de ingobernabilidad, que solo afecta a la ciudad de Granada. Entendemos que somos inocentes a pesar de todo", ha aseverado el ya exregidor. Las dos renuncias fueron anunciadas minutos antes por el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, quien también ha presentado su dimisión como teniente de alcalde y número dos del Ayuntamiento, a petición de Torres Hurtado. "Torres Hurtado e Isabel Nieto me han trasladado su decisión de dimitir y han puesto como condición que yo hiciera lo mismo. No son culpables de nada pero han decidido dar un paso al lado por el bien del partido y de la estabilidad política de Granada. Yo acepto la condición y abandono el cargo en la concejalía", ha dicho Pérez.

Torres Hurtado ha vuelto a defender su inocencia y la de su compañera. "Si Isabel Nieto o yo éramos el obstáculo, decidimos dejar nuestro puesto tras 12 años en el Ayuntamiento. Les damos las gracias a todos y les pedimos perdón a Granada por si alguien piensa que hemos hecho algo mal. Creo que hemos sido buenos gobernantes. Nos han manchado y eso ya no te lo quita nadie", ha asegurado. Respecto a la dimisión de Pérez, el regidor granadino ha desmentido que haya exigido su salida del Ayuntamiento a pesar de no estar siendo investigado: "Se ha mostrado como un señor y le quiero dar las gracias. Yo no he pedido que se vaya, he mostrado mi parecer sobre la situación que se había generado en Granada. Es una medida buena y las direcciones del partido han tenido mucho que ver". Tras estas tres salidas, el Consistorio quedará en manos del tercer teniente de alcalde, Juan García Montero, como alcalde en funciones.

Las pesquisas pretenden aclarar si una trama corrupta ha favorecido proyectos inmobiliarios y comerciales en Granada en siete casos urbanísticos que habían sido denunciados en los últimos ocho años. La investigación de la UDEF pasa por la “irregularidad” que había trasladado el juzgado de instrucción 2 de Granada en proyectos como el caso Serrallo, en el que IU denunciaba hace dos años la alteración y recalificación de unos terrenos que se encontraban en el Centro Comercial Serrallo Plaza y en los que se construyó una sala de fiestas en lugar de un quiosco en una zona verde, como detallaba el Plan General de Ordenación Urbana. Otro de los casos que llegó a inculpar al regidor hace dos años fue la presunta recalificación y reordenación de unos terrenos en el barrio Cerrillo de Maracena en los que se pretendía construir un Palacio de Hielo, obra que nunca llegó a realizarse y que provocó la pérdida de 15 millones de euros a una empresa fantasma de la que no se volvió a saber nada. 

Ciudadanos sigue apoyando una moción de censura

La noticia de la dimisión de Torres Hurtado —alcalde de Granada hasta que se convoque la sesión extraordinaria en la que entregarán las actas— ponía en riesgo la decisión de seguir adelante con la moción de censura presentada por el PSOE y respaldada por el resto de fuerzas políticas del Ayuntamiento. Ciudadanos, hasta la fecha, había puesto como condición para retirarla la dimisión del alcalde y de la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto. El domingo, la decisión de las direcciones generales de Ciudadanos en Granada, Andalucía y España cambió sustancialmente: se rompían las conversaciones con el PP. “Continuamos adelante con la moción de censura, que ya hemos firmado”, defiende el portavoz de Ciudadanos en Granada, Luis Salvador. "La decisión de Torres Hurtado e Isabel Nieto nos alegra, pero este problema sigue yendo más allá. Queremos una regeneración completa en la ciudad”, ha dicho.

Salvador, quien ya apoyó a Torres Hurtado para alcanzar la gobernabilidad en el Ayuntamiento gracias a la abstención de su partido, ha matizado: “Esta situación nos preocupa especialmente por la imagen que se ha proyectado de Granada y porque queda situada en el mapa de la corrupción”.

 El PSOE y Ciudadanos habían llegado este mediodía a un principio de acuerdo para presentar una moción de censura contra el alcalde. Las dos formaciones no descartaban que dicha moción —que cuenta con el apoyo de IU y Vamos Granada, el partido afín a Podemos— se formalizara este martes. El acuerdo se produce después de que Ciudadanos asegurara este lunes que rompía "de forma total y absoluta" con los populares. Tras las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, Torres Hurtado consiguió su reelección por cuarta vez consecutiva gracias a la abstención de Ciudadanos. El ya exregidor se quedaba con once concejales y perdía la mayoría absoluta por primera vez desde que fuese nombrado alcalde de Granada. Tras la renuncia, Ciudadanos mantiene su apoyo a la moción de censura. "Con Ciudadanos firmamos un acuerdo y tras lo de Isabel Nieto dicen que rompen todas las negociaciones. Ahora no tienen motivo para romper el acuerdo que se firmó, ya no estamos nosotros. Queremos que se definan como hemos hecho siempre nosotros", ha dicho el popular.

El principio de acuerdo para desbancar al PP —ambas formaciones ya han firmado la moción— ha acelerado el proceso para que el regidor y la concejal dejaran su cargo. Torres Hurtado se había negado en los últimos días a dimitir pese a las presiones recibidas de su propio partido en la dirección granadina, andaluza y nacional. Torres Hurtado había anunciado inicialmente que esperaría hasta el 12 de mayo para decidir si dimitía o no. El ahora exregidor está citado para declarar ese día ante el juez como investigado (antes imputado) por 10 supuestos delitos: cohecho, fraude en la contratación, asociación ilícita, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, estafa, falsedad en documento mercantil, administración desleal y contra la ordenación del territorio. 

A pesar de esta larga lista, el presidente del PP de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, había afirmado que el partido tendría que esperar a saber de qué se le acusaba y que veía razonable que, como había pedido el exalcalde, la decisión sobre su futuro se adoptara tras comparecer ante el magistrado. 

Más información