Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Igual tenemos que dar un paso más para que En Marea tenga grupo”

La nueva líder regional consultará con las bases la conversión de la coalición en partido

Carmen Santos. Ampliar foto
Carmen Santos.

"Quiero devolver a las bases el poder que se les ha restado". Con este propósito toma Carmen Santos (Porto do Son, 1981) las riendas de Podemos Galicia. Tras protagonizar una de las más tempranas dimisiones en la primera dirección del partido y sin ocultar su proximidad a las tesis de Pablo Echenique, Santos ha sido elegida por la militancia para pilotar la organización en tiempos complejos. Promete que someterá a votación la reedición de En Marea para las elecciones gallegas de este año y advierte que exigirá que la candidatura de confluencia salga de unas primarias abiertas. Sobre el futuro de la coalición con Anova y Esquerda Unida en caso de repetirse las generales en junio, no cierra la puerta a convertirla en un partido instrumental que garantice grupo parlamentario propio en el Congreso.

Pregunta. ¿Qué quiere cambiar en Podemos Galicia?

Respuesta. Queremos darle más protagonismo a las bases, a los círculos, que vuelva la gente que se desanimó en este periodo. Y que la información fluya a todos los lados de la organización por igual.

P. ¿Por qué se produjo ese desánimo?

R. Se le restó poder a las bases, que no fueron partícipes de momentos que debieron ser ilusionantes e históricos. En las elecciones europeas estuvieron más presentes.

P. ¿Es un problema gallego o estatal?

R. Hay territorios que lo han sufrido más que otros. En Aragón, donde está Pablo Echenique, que es el modelo en el que nosotros nos inspiramos en esta candidatura, no tienen esa sensación de no ser partícipes. Es una cuestión de personas y ejecutivas que de modelo.

P. Echenique ha sido uno de los más críticos con la dirección de Iglesias.

R. No es que sea crítico. Es que tiene un modelo de partido que intenta aunar la eficiencia en la gestión con la participación. Es un punto intermedio frente a, por ejemplo, la corriente de los Anticapitalistas. Cuando su modelo no fue el escogido por la militancia fue absolutamente leal con la dirección y siguió trabajando. La suya no era una crítica en el sentido negativo, era constructiva.

P. ¿Esa lealtad que alaba en Echenique se la promete usted a la dirección de Pablo Iglesias?

R. Por supuesto. No quiere decir que las cosas que considere yo como secretaria general, el equipo y las bases que, de manera argumentada, no están en sintonía con lo que creemos mejor para la organización se las traslademos a los compañeros de Madrid, igual que ellos harán con nosotros.

P. ¿Someterá a la votación de las bases la fórmula en la que Podemos concurrirá a las autonómicas?

R. Sí, por supuesto.

P. ¿Fue el nacimiento de En Marea uno de esos momentos en los que las bases se sintieron apartadas?

R. Sí, tanto en la gestión de la lista de Pablo Iglesias a las generales en Galicia como la conformación de En Marea las bases se sintieron apartadas.

P. ¿Qué cambios exigirá en el próximo proceso de confluencia para las elecciones gallegas?

R. En las generales no hubo primarias y en esa negociación tuvo mucha responsabilidad la ejecutiva gallega de Podemos. Tiene que haber primarias abiertas en la confluencia. El censo de En Marea es el que tiene que elegir a los candidatos.

P. Anova, el partido nacionalista de Xosé Manuel Beiras, pide que En Marea se convierta en un partido instrumental de adscripción individual en las elecciones gallegas y en una hipotética repetición de las generales.

R. El modelo tiene que estar respaldado democráticamente por la militancia de Podemos, así que antes de tomar esa decisión tendremos que hacer asambleas para consultar si esa fórmula jurídica es la mejor para el funcionamiento de la confluencia y para atender a los gallegos.

P. Pero si se repiten las generales los tiempos son apretados.

R. Por eso vamos a darnos prisa para celebrar encuentros y hablar de estas cuestiones. Tenemos que explicarle a la gente en qué consiste un partido instrumental y qué alternativas hay. Luego valoraremos si tenemos que votarlo o no. Eso tenemos que verlo en función del tiempo que tengamos.

P. ¿Fue un fracaso no tener grupo parlamentario en En Marea?

R. Fue algo que me dolió y la culpa la tuvo el cierre en banda del PSOE.

P. Anova dice que sin partido instrumental volverá a pasar lo mismo si se repiten las generales.

R. Al depender de partidos que, en teoría, están por el cambio, pero luego no responden, igual tenemos que dar un paso más allá, si nuestra militancia está de acuerdo, para poder evitar que esos partidos tengan excusas.

P. Veo que personalmente está bastante a favor del partido instrumental, ¿también lo está de la confluencia con otras fuerzas para las autonómicas?

R. Sí, la unidad es el camino para devolverle las instituciones a la ciudadanía, siendo generosos y responsables.

P. En campaña ha pedido más voz para Galicia en Podemos. ¿Hay en su partido una deriva centralista?

R. Lo que hubo en Podemos fue una ineficacia en determinados territorios que provocó la intervención de compañeros. Más de lo que debieran, pero a título individual. Como organización estatal no se intervino Podemos Galicia, lo que hubo fueron intervenciones particulares, como la de Sergio Pascual, que fue cesado en parte por la gestión de Galicia.

P. ¿Estuvo bien disolver los órganos de dirección de Galicia?

R. No, lo que pasa es que la situación se llevó a un escenario que había que resolver y Pablo, nuestro secretario general, actuó con rapidez. Con unos comicios históricos para Galicia se necesitaba tomar medidas inmediatas.

P. ¿Ha habido en estas primarias también una pugna entre el sector más próximo a Íñigo Errejón y el más afín a Pablo Iglesias? A la diputada Ángela Rodríguez se le sitúa junto al primero y a usted, con el segundo.

R. No es una cuestión de ser próxima a una postura u otra. En Podemos no hay corrientes, sino modelos de partido y sintonía en la forma de hacer política. Yo, más allá de las sintonías que pueda tener y de cuáles sean mis referencias, respondo a un pensamiento propio y a un modelo de partido propio. En la campaña no tuvimos líderes mediáticos porque Pablo se mantuvo neutral. Era importante mantener esa neutralidad para que no se viese que hay corrientes, porque en realidad no las hay. Y yo soy más afín al modelo de Echenique, que reclama más participación de las bases.

P. Ha criticado que la diputada en el Congreso se presentase a secretaria general de Podemos Galicia por la acumulación de cargos.

R. Lo que critico sobre todo es la distancia geográfica para desempeñar de manera eficiente el cargo. Nunca arremetí contra el doble cargo; nuestros estatutos lo permiten. Lo que hay que ser es responsable. Lo que no puede ser es que todos los miembros del consejo ciudadano tengan un cargo público ni tampoco debe prohibirse. Lo que tiene que haber es equilibrio.

P. Su antecesor en el cargo se definía como nacionalista. ¿Cómo se define usted ideológicamente?

R. Soy una persona que quiere el bien común, que cree en el Estado del bienestar, que quiere impulsar a la clase trabajadora, que incluye tanto obreros como pequeños empresarios, que cree en el reparto de la riqueza. Quiero que Galicia se pueda sentir a gusto dentro del Estado español, dentro de él pero teniendo voz propia en Madrid, porque históricamente se nos ha escuchado poco. Soy galeguista, pero creo en el modelo territorial español porque sumamos más juntos que separados.

Más información