Iglesias afronta la cita en un momento de máxima tensión con Rivera

Montero sobre la reunión Sánchez-Junqueras: "Cualquier diálogo está bien y que se haga públicamente”

Irene Montero, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, este miércoles.
Irene Montero, Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, este miércoles.Uly Martín
Más información
Ciudadanos descoloca a Podemos al querer estar en el Gobierno
Podemos reabre el debate sobre las alianzas y sus objetivos electorales
Errejón acusa a Ciudadanos de intentar entorpecer la reunión
Iglesias presionará a Sánchez cediendo en asuntos económicos

Podemos afronta la reunión a tres bandas con el PSOE y Ciudadanos, convocada para este jueves a las 16.30, en un momento de máxima tensión con la formación de Albert Rivera. Tanto él como Pablo Iglesias se han lanzado en el pleno de este miércoles varias acusaciones relacionadas con los vínculos que dirigentes de Podemos mantuvieron en el pasado con Venezuela, con la política económica e incluso su estilo personal.

Ha ocurrido durante el debate parlamentario sobre el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía sobre los refugiados. El secretario general de Podemos ha criticado el planteamiento de Rivera calificándolo de "cuñadismo ideológico". Ya en el debate de investidura, Iglesias acusó al presidente de Ciudadanos de ponerse del lado de quien le convenga. Este miércoles ha ido más allá al descalificar sus argumentos, que, en su opinión, sirven "vender preferentes".

Además del contenido —el hecho de que "no quiera dar la tarjeta sanitaria a los sin papeles"—, Iglesias ha cargado contra las formas de su adversario, con el que siempre ha admitido que podría entenderse en materia de regeneración democrática, pero nunca en el terreno económico. "Muletillas, lugares comunes, perogrullos y tópicos rancios", ha resumido Iglesias. Además, ha aprovechado, en vísperas de la reunión de los equipos negociadores, para pedir a Pedro Sánchez que rompa con Ciudadanos.

"No se base en el cuñadismo, ni en las buenas palabras, ni en papeles", ha dicho, en referencia al acuerdo suscrito por Sánchez y Rivera que Iglesias quiere romper. A cambio, ha agregado, su partido ofrecería "hechos y garantías". "De lo que discutimos hoy aquí, señor cuñado Rivera, es de derechos humanos", ha enfatizado Iglesias. El presidente de Ciudadanos le ha contestado con acusaciones de "amiguismo". Es decir, ha dicho, "colocar a amigos, familiares y a las novias".

Encuentro Sánchez-Junqueras

"Cualquier diálogo está bien y que se haga públicamente". Así se ha pronunciado este miércoles la jefa de gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, sobre la reunión que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantuvo con el líder de ERC, Oriol Junqueras. En su opinión, es positivo que se produjera esa reunión, pero ha afirmado que no sabe por qué no se publicitó. "Estamos de acuerdo con todo tipo de diálogo. Lo que no entendemos es por qué se tiene que hacer a escondidas", ha señalado en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados.

Sobre la firma

F. MANETTO

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS