Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los barones del PSOE recelan de posibles cesiones a Cataluña

El PSC llama a no relacionar la investidura con el problema de Cataluña o el referéndum

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxel Batet, y el líder del PSC, Miquel Iceta, a su llegada al Comité Federal.
La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxel Batet, y el líder del PSC, Miquel Iceta, a su llegada al Comité Federal. EFE

Al escepticismo de algunos líderes territoriales socialistas sobre las bazas reales de alcanzar un acuerdo de gobierno con Ciudadanos y Podemos se une la preocupación por la vuelta al debate de un eventual referéndum para Cataluña que pueda incluirse en la negociación. La próxima reunión del portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reavivado esa preocupación, siempre latente. El líder del PSC, no obstante, asegura que “no hay que relacionar la investidura de Pedro Sánchez con el problema de Cataluña y menos con el referéndum”.

Solo el presidente aragonés, Javier Lambán, hizo alusión directa en el comité federal del PSOE al “modelo canadiense” como solución al desafío de Cataluña, del que ha hablado Miquel Iceta en los últimos días, aunque en un plano teórico y lejano en el tiempo. Según este supuesto, España celebraría el referéndum preceptivo tras una reforma de la Constitución y, si fuera rechazado en Cataluña, se podría celebrar uno exclusivamente para esta autonomía.

Si la reforma constitucional dirigida a cambiar España hacia un modelo federal no fuera aprobada por la mayoría de los catalanes, esa consulta para Cataluña no se celebraría, en cualquier caso, antes de cuatro o cinco años, según el cálculo de Iceta para el que, en todo caso, su apuesta es la reforma constitucional. “Eso sería aprobar el derecho a decidir por la puerta de atrás y, Miquel, conociéndote no creo posible que defiendas eso”, dijo Lambán. Estas fueron las expresiones del presidente aragonés dirigidas a Iceta, según asistentes a la reunión celebrada a puerta cerrada. El presidente de los socialistas catalanes no respondió a pesar de que intervino después del aragonés.

En días anteriores a este comité federal otros dirigentes territoriales hicieron alusión con alarma a esas reflexiones y, sobre todo, subrayaron las declaraciones del dirigente de En Comú Podem, que no renuncia a la consulta. Esa fuerza política, y en menor medida Podemos, colocan el referéndum como condición fundamental para llegar a un acuerdo con el PSOE. Pedro Sánchez defiende el rechazo al referéndum sin matices y así está escrito en su acuerdo con Ciudadanos. El hecho de que Pablo Iglesias propusiera el pasado miércoles que el conflicto con Cataluña lo traten Iceta y Domènech no ha ayudado, sino todo lo contrario, a que haya sosiego en distintos dirigentes territoriales socialistas.

Algunos dirigentes cercanos a Sánchez, sin embargo, señalan que dejar la crisis con Cataluña fuera del meollo central de conversaciones puede incluso allanar el camino. No lo ven así los más críticos y los menos proclives a que Sánchez forme gobierno con bases que consideran endebles; para empezar solo cuenta con 90 diputados. “¿Con qué Podemos vamos a entendernos; con el que defiende el soberanismo para Cataluña?”, preguntó en alto la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, en la reunión del comité federal.

Las declaraciones de Iceta, sin embargo, son contrarias a levantar viejos fantasmas. El PSC coincide con el PSOE en que la prioridad de la familia socialista es que Sánchez llegue a La Moncloa y que la cuestión catalana no debe ser prioritaria en las negociaciones con Ciudadanos y Podemos porque lo que se está negociando es un acuerdo que permita formar Gobierno en España.

Sin expectativas

Sí entiende Iceta que su próxima reunión con Doménech ha podido inducir a conclusiones equivocadas. “No es bueno levantar expectativas que no se corresponden con la realidad”, declaró sobre ese futuro encuentro. Es más, su tesis es que el encuentro con Domènech no se celebre hasta que no se reúnan los equipos negociadores del PSOE, Podemos y Ciudadanos.

“La partida negociadora se juega en Madrid y es a tres bandas”, asegura el primer secretario del PSC. En ese encuentro de los dos políticos catalanes se hablará de cuestiones diversas. “No solo del referéndum, porque sobre eso tenemos posturas muy distintas”, precisó. Mientras tanto, el líder del PSC cree que las negociaciones entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos han de centrarse en los puntos de coincidencia de las tres formaciones, uno de los cuales es la reforma de la Constitución. “No hay que relacionar la investidura de Pedro Sánchez al problema político de Cataluña y menos al referéndum”, insiste Iceta, para quien la solución al bloqueo que se vive en este territorio llegará con un cambio de gobierno en España.

El primer secretario del PSC no realizó estas aclaraciones y precisiones el sábado en el comité federal, donde se centró en la cuestión general de la formación de un Gobierno presidido por Sánchez. También se congratuló de que se enmendara “el error” de haber convocado un congreso de partido para el próximo mes de mayo.

De Cataluña sí habló el representante de Izquierda Socialista, José Antonio Pérez Tapias, quien nunca ha ocultado su punto de vista favorable a que los catalanes pudieran votar aunque su modelo es federal y en absoluto el de la independencia.

 

Más información