Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez obliga a la cárcel de Alhaurín a dejar libre los fines de semana a Julián Muñoz

El penal no aplica al exalcalde los beneficios del tercer grado mientras tramita su libertad condicional

El exalcalde de Málaga Julián Muñoz, el pasado 2 de septiembre.
El exalcalde de Málaga Julián Muñoz, el pasado 2 de septiembre.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 3 de Andalucía, con sede en Málaga, ha dictado dos resoluciones beneficiosas para Julián Muñoz. Por un lado, el magistrado ha pedido a la cárcel de Alhaurín de la Torre, donde está interno el exalcalde de Marbella, que aplique el tercer grado al expolítico (la Audiencia Provincial le concedió la semilibertad el pasado 10 de marzo). Por otro, ha instado al penal a que materialice los beneficios propios de este régimen y a que le permita salir los fines de semana, desde el viernes a las 16.00 al lunes a las 8.00. Los autos se pueden recurrir.

Después de varios meses de espera, la Audiencia de Málaga desestimó el recurso de la fiscalía contra la decisión de este mismo juzgado de conceder el tercer grado a Muñoz por motivos de salud y confirmó este régimen por enfermedad "muy grave con padecimiento incurable". La decisión se adoptó basándose en el artículo 104.4 del Reglamento Penitenciario, que alude a razones humanitarias y de dignidad personal.

Esto ocurrió el pasado 10 de marzo y, a partir de ese momento, correspondía a la junta de tratamiento de la prisión iniciar el trámite para la nueva clasificación del preso. La cárcel optó por elevar el expediente de libertad condicional para el exalcalde, dada la modalidad de tercer grado, y no vio oportuno, mientras culminaba ese proceso, aplicar los beneficios del nuevo régimen (normalmente, acudir a un centro penitenciario solo para dormir entre lunes y viernes). La medida fue secundada por la fiscalía.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 3, sin embargo, ha atendido el recurso presentado por la defensa de Muñoz para que se aplique el tercer grado, sin esperar al trámite de la libertad condicional, clasificación en la que se deben tener en cuenta "las circunstancias particulares y personales" del interno.

El juzgado también se ha manifestado favorablemente a una queja cursada por el exalcalde, quien el pasado 17 de marzo pidió a un funcionario en persona, y de forma "manuscrita", poder disfrutar de los beneficios del régimen de semilibertad. La junta de tratamiento se lo denegó.

El juez entiende que esos permisos se deben tramitar "de manera expresa e inmediata" y que se le deben otorgar ya las salidas de fin de semana. La única pretensión que no ha sido admitida por el magistrado es el traslado inmediato de Muñoz, tal y como había pedido, al Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras. Julián Muñoz, encarcelado desde abril de 2013, sufre varias patologías y recibe tratamiento, entre otras enfermedades, por dolencias cardíacas. En los últimos meses ha perdido mucho peso, presenta un aspecto físico muy debilitado y tiene problemas para desplazarse (en los últimos juicios en la Audiencia de Málaga caminaba ayudado por una muleta).

Más información