Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos traslada la presión a los Gobiernos autonómicos del PSOE

Echenique hará una oposición “más férrea” y no descarta debatir si gobernar con Lambán si las bases lo plantean

Rueda de prensa de Iglesias tras la entrevista con el Rey la semana pasada.
Rueda de prensa de Iglesias tras la entrevista con el Rey la semana pasada.

Podemos comienza a trasladar la presión al PSOE a las comunidades en las que apoyó la investidura de un candidato socialista tras las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo. Mientras el líder de la formación, Pablo Iglesias, trata de forzar al secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, a sentarse ya a negociar un Ejecutivo de coalición, algunos de los dirigentes territoriales de Podemos han redoblado el pulso con los presidentes del PSOE.

En Aragón, en Castilla-La Mancha o en Extremadura se han sucedido gestos que, con distintos matices, reflejan la voluntad de ejercer mayor control sobre el PSOE y, en algunos casos, nuevas fricciones entre ambas fuerzas.

Pablo Echenique, uno de los líderes territoriales de Podemos más influyentes, anunció ayer un cambio de estrategia tras apoyar los Presupuestos regionales del Gobierno socialista. “Los Presupuestos son grises con topos morados, pero no hubiera supuesto prorrogar los del PP”, explicó a EL PAÍS Echenique, quien considera que en Aragón se abre ahora una nueva fase de relación. “No solamente con un control férreo al Gobierno. En Podemos, creemos que tiene que ser de oposición más férrea”, prosiguió el dirigente del partido, que tampoco descarta la posibilidad de debatir internamente la opción de entrar en el Ejecutivo regional. La postura de Echenique y del Consejo Ciudadano Autonómico, que analiará esta nueva etapa, es, en cualquier caso, la de endurecer la oposición.

El líder de Podemos en Castilla-La Mancha, José García-Molina, y el diputado David Lorente decidieron ayer no asistir a la sesión plenaria de las Cortes porque, según denunciaron, el PP y el PSOE fijaron el pasado lunes los puntos del orden del día sin ellos. “Hemos sido pacientes y responsables, pero lo que viene sucediendo en las últimas semanas ha puesto a prueba la paciencia de cualquiera y Castilla-La Mancha no puede esperar más”, afirmó García Molina, que permitió la investidura de Emiliano García-Page.

En Extremadura, todavía no hay acuerdo en firme entre el socialista Guillermo Fernández Vara y Álvaro Jaén, dirigente autonómico de Podemos, para aprobar los Presupuestos, mientras que en Asturias Daniel Ripa, secretario general del partido de Pablo Iglesias, defiende que el presidente del Principado, Javier Fernández, prefiere el diálogo con el PP y Ciudadanos.

La tensión entre las dos fuerzas aumenta, además, en un momento en el que el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ofreció a Sánchez pactar en comunidades y Ayuntamientos. El expresidente Felipe González advirtió ayer a su partido en una entrevista en EL PAÍS ante la hipótesis de pacto con Podemos. Iglesias afirmó que le ve alejado de los votantes socialistas y le acusó de estar “alineado” con el PP.