Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón aportaría sus dos diputados: “No vamos a dejar que gobierne el PP”

El candidato de IU descarta medidas por los resultados e insiste en seguir apostando por la unidad popular con Podemos

Garzón analiza los resultados de las elecciones, este lunes. Ver fotogalería
Garzón analiza los resultados de las elecciones, este lunes.

Los dos diputados de Unidad Popular-Izquierda Unida, aunque escasos, serían necesarios para formar una mayoría de Gobierno alternativa al PP. El candidato de la coalición, Alberto Garzón, ha confirmado este lunes que sus dos parlamentarios impedirán un Ejecutivo conservador. “No vamos a dejar que gobierne el PP”, ha asegurado en una comparecencia en la sede del partido para valorar los resultados de las elecciones generales, en las que la formación se desplomó perdiendo casi la mitad de sus votos y 9 escaños, aunque resistiendo en el Congreso. El candidato ha eludido tomar medidas excepcionales, como adelantar la Asamblea del partido prevista para 2016, e insiste en seguir apostando por la "unidad popular", con otras fuerzas de izquierdas como Podemos.

El día después de las elecciones y de esa amarga derrota en IU prefieren aferrarse al casi millón de votos que han obtenido (923.105, que por efecto de la ley electoral se traducen solo en dos diputados). "Estamos muy contentos de ese millón de votos, es un reconocimiento más claro que el número de escaños. Conseguir un millón de votos es una hazaña heroica", ha defendido Garzón, que ha vuelto a reconocer que el resultado es "malo" para la formación pero sin hacer un drama de ello. Entre sus primeros objetivos está el de tratar de formar un grupo parlamentario propio, para lo cual necesita cinco escaños y 5% de los votos, según el Reglamento del Congreso. El partido buscará llegar a acuerdos con otras fuerzas (con la que parece más fácil es con la alianza de Compromís-Podemos), además de una interpretación flexible de la norma que dependerá de la composición de la Mesa del Congreso.

En la posible configuración de una mayoría alternativa de Gobierno de izquierdas, los dos parlamentarios de IU —el propio Alberto Garzón y su número dos por Madrid, la independiente Sol Sánchez— estarán por impedir un Ejecutivo del PP, pero aspiran a poner condiciones. "No daremos cheques en blanco", ha subrayado, y ha puesto el ejemplo de la derogación de la LOMCE y de la reforma laboral como requisitos para su apoyo.

No hay intención en el candidato de adoptar medidas drásticas en el partido después de su desplome en el Parlamento, porque cree que no han errado en su estrategia. "Es un mal resultado, pero creemos que nuestro mensaje es el correcto, que es el de la unidad popular. Pensamos que nuestro dicurso ha sido acertado, fiel a nuestros principios y valores, y vamos a seguir haciendo ese trabajo, de coherencia", ha destacado. "No nos tiene que llevar a dramas como asumir responsabilidades políticas de ninguna naturaleza, porque hemos conseguido una cosa heroica". "Primero viene la reflexión y después las acciones. Hay que actuar con normalidad", ha incidido. "Con calma y serenidad, el debate tiene que ser tranquilo y sosegado".

Garzón apuesta por seguir profundizando en la vía de la "unidad popular", junto a Podemos, siguiendo el camino de las candidaturas de Galicia y Cataluña, que sí han sido coaliciones completas, y que han integrado a Podemos a IU y a otras fuerzas. En ellas IU ha obtenido tres diputados, dos en la coalición catalana y uno en la gallega. "El resultado de Galicia y Cataluña iluminan los senderos para el futuro. La unidad popular es el único instrumento posible", ha defendido Garzón. No ha aclarado, sin embargo, en qué fórmula poselectoral está pensando, ni si cree que esa opción pudiera ser plausible en un escenario de debilidad de IU, con solo dos escaños, y de fortaleza de Podemos, con hasta 69 sumando las coaliciones territoriales. Garzón cree que toca "repensar la izquierda" pero que eso no le corresponde solo a IU, sino a todas las fuerzas de izquierdas porque cuatro años después del 15-M no se ha conseguido que el PP no gane las elecciones.

Más información