Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “Le dije a Rajoy lo que millones de españoles piensan”

El socialista destaca que "la mayoría" se sintió "identificada" con su acusación de que el candidato del PP no es decente

Atlas

El tono de los ataques que cruzaron Mariano Rajoy y Pedro Sánchez durante su único duelo en campaña han centrado las valoraciones del día después. Mientras el socialista se ratifica en que su rival no es un político “decente” y dice ser la voz de “millones de españoles”, los dirigentes del PP han tachado a Sánchez de “maleducado” y desde Ciudadanos, Podemos y Unidad Popular se han criticado las formas utilizadas por los debatientes.

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha ratificado este martes en los reproches y acusaciones que lanzó contra Mariano Rajoy en el cara a cara del lunes. El líder socialista, en una entrevista en RNE, ha asegurado que no se arrepiente de haberle dicho al candidato del PP que no es una persona decente. "Le dije al señor Rajoy lo que millones de españoles piensan y piensan con razón", ha afirmado. Si durante el duelo Rajoy llamó a Sánchez "ruin, mezquino y deleznable", algunos de los dirigentes populares más cercanos al presidente del Gobierno han tachado este martes al socialista de "maleducado" y "soberbio".

Sánchez ha defendido este martes que España necesita "que la decencia vuelva a la política y a las instituciones y sobre todo a la Presidencia del Gobierno" e insiste, como esgrimió durante el cara a cara, en que Rajoy tuvo que haber dimitido hace dos años por el caso Gürtel. Pese a haber hablado en nombre del PSOE, Sánchez se ha mostrado "convencido" de que "la mayoría de personas que piensan que es necesario el cambio en España se sintieron identificadas" con sus afirmaciones.

El secretario general de los socialistas ha evitado calificar el cara a cara de bronco y ha explicado que fue "intenso y vibrante" y que hubo tiempo para hablar "de todo", también de la corrupción, que es, destacó, "la segunda de las preocupaciones de los españoles". Para Sánchez, el comportamiento de "una persona que se va de vacaciones con el viaje pagado por la empresa de [Francisco] Correa", o que permite que su número dos, María Dolores de Cospedal, "mintiera" a los ciudadanos afirmando que el extesorero Luis Bárcenas había sido despedido "en diferido", es "de todo menos decencia".

"Ya le dije [a Rajoy] en el último debate del estado de la nación que la diferencia entre él y yo es que soy un político limpio. Por tanto, hay una línea coherente de oposición con lo que hemos venido haciendo", ha esgrimido Sánchez. El socialista ha añadido que la política consiste en poner propuestas encima de la mesa pero "hay que hablar muchas veces de la ejemplaridad, que es ir dos pasos por delante de la legalidad". Para él, "esta legislatura pasará a la historia por ser la legislatura de la corrupción". Sánchez ha alabado el trabajo del moderador, Manuel Campo Vidal, y se ha felicitado de que el del lunes haya sido un debate "sin cortapisas".

Cospedal llama "maleducado" a Sánchez

Las críticas por sus acusaciones durante el único cara a cara de la campaña de las generales del domingo le han llegado a Sánchez desde algunos de los dirigentes del PP más cercanos a Rajoy. La secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, ha contrapuesto la "dignidad política" que, a su juicio, demostró el presidente del Gobierno y candidato del PP a "la demagogia, la mentira y la soberbia" del socialista.

En un desayuno informativo, Cospedal ha tachado a Sánchez de "demagogo” y ha asegurado que durante el debate usó “la mentira de forma reiterada, la mala educación, la chulería y la soberbia como únicos argumentos”. Para la dirigente popular, el líder del PSOE no hizo propuestas y no razonó “ninguna de las falsedades que decía”. Frente al “amor a España” y la búsqueda del “interés general” del aspirante a la reelección, ha añadido Cospedal, Sánchez desplegó “mentira, ataque y demagogia”.

"España no se merece a un Pedro Sánchez maleducado y a la desesperada", ha proclamado este martes desde Galicia el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Para el líder de los populares gallegos Rajoy se presentó en el duelo como un "presidente sólido, seguro, educado y presidenciable” mientras que Sánchez "demostró que no está a la altura de resolver los retos que afronta España".

Atlas

Desde Ciudadanos, Albert Rivera, se ha unido a las críticas populares a Sánchez y ha afirmado que pese a sus discrepancias con Rajoy "nunca llegaría a insultarle como hizo Pedro Sánchez". Rivera cree ha sido el último debate del "desencuentro", ha animado a los indecisos a ver el duelo entre los líderes de PP y PSOE y ha abogado por instaurar en España el "juego limpio" y erradicar la "política basura".

El candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha censurado el "tono" el duelo y ha defendido que su partido siempre ha debatido con un estilo "respetuoso y apoyado en datos". Iglesias considera que los españoles están cansados del "y tú más".

El aspirante a presidente por Unidad Popular, Alberto Garzón, tampoco comparte las formas del candidato socialista pero ha celebrado que Sánchez reprochase la corrupción a Rajoy. "Se hubiera podido decir lo mismo sin recurrir a esas formas que suman al descrédito de la política", ha subrayado el dirigente de Izquierda Unida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información