Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cambiantes opiniones de Rajoy sobre los debates electorales

Rajoy exigió a Zapatero debates electorales en 2004 apelando al deseo de la sociedad española

 Mariano Rajoy habla en un acto de campaña de las elecciones de 2004
Mariano Rajoy habla en un acto de campaña de las elecciones de 2004

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, aseguró este lunes: "No puedo atender a todos, entre otras cosas, porque soy presidente del Gobierno". Pretendía así desviar las críticas que ha recibido por no concurrir al debate electoral que EL PAÍS organizó y al que estaba invitado junto a otros tres candidatos a la presidencia del Gobierno. A la misma hora del debate, fue entrevistado en solitario en Tele 5.

Sin embargo, su postura respecto a los debates electorales no siempre ha sido tan refractaria. Poco antes de ser designado candidato del PP a la Presidencia del Gobierno en 2004, Rajoy declaró lo siguiente: "Soy partidario de hacer debates. Es verdad que luego se empieza con debates a siete, ocho, pero al final los debates de verdad son los debates a dos, aunque luego tenemos múltiples problemas. Particularmente, soy partidario de hacer debates (....)". Aún no sabía que sería designado por Aznar candidato de su partido a la presidencia del Gobierno menos de un año más tarde.

Cuando se acercaban las elecciones de marzo de 2004, Zapatero le retó a celebrar un debate y entonces Rajoy exigió: "Un debate en el que quiero enfrentarme a mis adversarios políticos de verdad, que son el PSOE, IU y ERC, que, junto con otros, pretenden plantear una alternativa al PP". El PSOE respondió a través de José Blanco que aceptaba tal debate y además deseaba un cara a cara entre Zapatero y Rajoy.

Por su parte, el PP adoptó ante esa campaña electoral una política de protección de la figura de Rajoy eludiendo en lo posible el contacto con la prensa y cuando lo había, evitando contestar preguntas incómodas. Por otro lado, se insistía desde el partido en un debate a varias bandas porque "la única opción de Zapatero para alcanzar la presidencia del Gobierno es con la colaboración de IU y de los partidos que concurren en coalición electoral con ellos, como IC y ERC".

El 18 de febrero de 2004, cuando faltaba menos de un mes para las elecciones, fue el propio Rajoy quien lanzó el guante: "Espero que los líderes de esos partidos lo acepten porque ese es el debate que quiere la sociedad española y el que responde a la auténtica realidad de los hechos. Yo quiero el debate de verdad, el debate entre el candidato del PP, que soy yo, y el señor Zapatero con quienes le van a apoyar en el supuesto de que reúna los apoyos necesarios".

Más información