Rajoy promete bajar dos puntos el IRFP y más ayudas para las familias

El PP promete veinte millones de puestos de trabajo en 2020

Mariano Rajoy, en el centro, ayer en la Ciudad de las Artes de Valencia.
Mariano Rajoy, en el centro, ayer en la Ciudad de las Artes de Valencia. MÓNICA TORRES (EL PAÍS)

“El objetivo 20/20 es la marca que define el programa del PP para Rajoy”. Veinte millones de puestos de trabajo en 2020, al final de la siguiente legislatura que se dilucida el 20-D. El candidato popular desbrozó ayer en Valencia algunas promesas, sobre todo la bajada de dos puntos en todos los tramos del IRPF, con un mínimo que se situaría en el 17% y un máximo en el 43%, para dejar desde 2017 más dinero en el bolsillo de los españoles. Y anunció ayudas, exenciones y cheques para las familias, los jubilados, los discapacitados y menos cotizaciones para las empresas que conviertan en fijos a sus eventuales.

El programa del PP sigue en un arcón blindado de la sede de Madrid porque la estrategia pasa por presentarlo ante los electorales y la opinión pública por etapas, para que dé el mayor juego posible. “Gobernar no es fácil, lo fácil es opinar y hablar, pero para saber gobernar hay que priorizar” y el aspirante del PP aprovechó ayer, en el Hemisfèric de la Ciudad de las Artes de Valencia, para esbozar ante más de 1.200 simpatizantes los cinco grandes bloques temáticos en los que se incluyen los siete objetivos prioritarios para el siguiente mandato, si gana y puede gobernar tras el 20-D. Una filosofía que se puede resumir en crecer más para tener más ingresos, crear más empleo y procurar una mejor calidad de vida en general de las clases medias.

Bajada de impuestos. El líder del PP ya lo prometió en la campaña del 2011, lo reiteró en su discurso de investidura y lo incumplió en su primer Consejo de Ministros. Ahora vuelve a las andadas. Quiere bajar más los impuestos. El Gobierno ya aprobó una reducción tardía, en el verano de 2014 y tras los peores cursos de la crisis, en los cinco tramos existentes del IRPF: del 47% al 45% en el tipo marginal máximo (para los que ganan más de 60.000 euros), del 39% al 37%, del 31% al 30%, del 25% al 24% y del 20% al 19% en el mínimo (para los que ingresan menos de 12.500 euros).

La idea ahora es bajar dos puntos en cada tramo de una nueva escala del IRPF que empezará desde 2017 en el 17%, seguirá en el 22%, 28%, 35% y terminará en el 43%. Los responsables económicos del PP no han aportado lo que significará esa caída de ingresos porque lo que valoran es la mayor disponibilidad de efectivo entre los ciudadanos. Rajoy expresó su deseo de que “las comunidades autónomas trabajen todas en la misma dirección” para que dicha reducción sea extensible a todos los territorios del país. Y agregó: “Bajar impuestos genera más crecimiento, más empleo, más ingresos y mejor atención a las personas. Por eso los vamos a bajar”.

El PP reserva para el candidato 10 grandes medidas del programa

Cinco grandes bloques y siete objetivos prioritarios. Así estructuró ayer el candidato del PP el programa con el que se presenta a las elecciones del 20-D. El comité de campaña ha diseñado una presentación por etapas, con un punto de salida ayer en Valencia, donde el cabeza de lista, Mariano Rajoy, ofreció algunas píldoras. A partir de hoy, otros miembros de su equipo desentrañarán otros apartados. El plan reserva una decena de anuncios especiales dentro de la campaña electoral para actos específicos protagonizados por el propio Rajoy.

En ese calendario, hoy le tocará el turno a un capítulo titulado La España que queremos, sobre justicia, regeneración, el nuevo papel de las instituciones (reforma del Senado) y la Constitución. Esa presentación se ha dejado para la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal —con un papel muy anodino en esta campaña, dedicada a peregrinar por las juntas regionales, con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que es candidato cunero por Cuenca— y a la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, una de las figuras más promocionadas por la dirección nacional.

Primar la lista más votada

El PP ya intentó antes de este pasado verano, tras el varapalo de las elecciones autonómicas y locales de mayo y casi en el descuento de la legislatura, introducir una reforma de la ley electoral para primar en los Ayuntamientos a la lista más votada y evitar los pactos entre segundas y terceras fuerzas, lo que denominaron pactos de perdedores. El programa insiste en esa vía de facilitar automáticamente a la candidatura que obtenga la mayoría simple, que haya superado el 35% de los votos válidos y se distancie al menos cinco puntos porcentuales de la siguiente, "la mitad más uno de los puestos de concejal en el Ayuntamiento". O cuando una candidatura haya obtenido mayoría simple y haya superado el 30% de los votos emitidos en la circunscripción y se distancie al menos 10 puntos porcentuales a la siguiente.

El programa social, el económico, el de exteriores, el de empleo y el de educación e investigación se desgranará la próxima semana para completar el documento en el inicio de campaña.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Cheques familiares y para discapacitados. El Ejecutivo ya aprobó una ayuda para las familias con un hijo o un abuelo o un familiar a cargo con alguna discapacidad de 1.200 euros al año. Lo que Rajoy apuntó ayer en Valencia fue que esa subvención de 100 euros mensuales se extenderá para todos los discapacitados que hagan la declaración de la renta.

Exenciones para jubilados que sigan trabajando. El jefe del Gobierno anticipó, sin mucha concreción, que se proporcionarán exenciones fiscales especiales a las personas que “prolonguen su vida laboral más allá de su jubilación”.

Incentivar la conversión de contratos temporales en fijos. Una de las preocupaciones más evidentes del Gobierno es reducir la altísima tasa de paro actual en España (21%) y en especial entre los más jóvenes (46% para menores de 26 años). El Ejecutivo ya modificó en su reforma laboral la situación de los contratos temporales para que no pudieran encadenarse durante más de 24 meses y obligaba a su conversión en contratos indefinidos. Eso no siempre se produce. Hay mucho fraude, que se suele detectar más tarde cuando se ejecuta un despido de un contratado eventual que ha superado ese límite y cuando el contencioso se lleva a los juzgados. La nueva promesa electoral es incentivar con bonificaciones fiscales la contratación indefinida frente a la temporal, en la que ahora se detecta demasiado fraude incluso entre las administraciones públicas que contratan por días por ejemplo en la sanidad.

Ayudas para ampliar el tamaño de las pequeñas empresas.Los políticos, en general, siempre apuestan y dedican grandes elogios a la implantación de las pequeñas empresas en España, porque son las que sostienen el mayor porcentaje de creación de puestos de trabajo (66% de los empleos generados el año pasado). Luego añaden la queja de que faltan grandes compañías para ser más competitivos. Rajoy solo enunció ayer ese problema y prometió más incentivos y bonificaciones fiscales a las pymes que amplíen su plantilla. La meta es la misma que en los demás apartados del programa: crear más empleo. Las pequeñas y medianas empresas representan el 99,9% de las compañías que hay en España. Esto se traduce en 3.110.522 pymes, según un informe del Ministerio de Industria. Microempresas son aquellas que tienen entre uno y nueve trabajadores y suponen el 42,2% del tejido empresarial del país, con 1.314.398 sociedades.

Regeneración y acabar con la corrupción. Rajoy se comprometió ayer otra vez con una “regeneración permanente de la vida pública”. Consciente del daño electoral que le han hecho los casos de corrupción en el PP estos años, presumió de haber apartado a quién no hizo las cosas bien (léase Luis Bárcenas), de las medidas adoptadas, de la independencia de la justicia y los cuerpos de seguridad y enfatizó: “Pondré todo mi empeño en que alguna de las cosas vistas estos años no se vuelvan a repetir jamás en este país”.

Sobre la firma

Javier Casqueiro

Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS