Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia urge el apoyo español para aliviar la carga de la guerra al ISIS

Los tiempos electorales de Mariano Rajoy no coinciden con los de François Hollande, en una cruzada diplomática para una coalición contra el Estado Islámico

Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa del ministro, Pedro Morenés, en la visita a las tropas españolas, en el sur del Líbano, este jueves.
Fotografía facilitada por el Ministerio de Defensa del ministro, Pedro Morenés, en la visita a las tropas españolas, en el sur del Líbano, este jueves. EFE

Los tiempos electorales de Mariano Rajoy no coinciden con los del presidente francés, François Hollande, embarcado en una cruzada diplomática para construir una coalición contra el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). "Comprendemos que Rajoy espere a las elecciones generales, pero sin duda Francia está abierta a cualquier ayuda que alivie nuestras operaciones en el exterior", dijo este martes el primer ministro francés, Manuel Valls. "Son cosas que se deben discutir ahora", respondió el embajador francés en Madrid, Yves Saint-Geours, a la pregunta de si la petición gala de ayuda llegará antes del 20-D.

Las autoridades francesas se debaten entre la necesidad de moverse con el máximo tacto, para no dar la impresión de que presionan a España o interfieren en la campaña electoral, y la urgencia de recabar apoyos para una guerra contra el yihadismo que se desarrolla en múltiples frentes a la vez: Siria, Malí y el propio territorio francés, entre otros.

"Una de las razones por las que no se hizo una petición inmediata [de ayuda a España] es porque sabemos muy bien que el país está en campaña [electoral] y no debemos entrar en ese debate nosotros los franceses", reconoció Yves Saint-Geours en declaraciones a Antena 3.

El embajador justificó que Hollande no haya incluido a Rajoy en su primera ronda de contactos (con los mandatarios de Reino Unido, Estados Unidos, Rusia, Alemania, Italia o Canadá) alegando que la postura del Ejecutivo español, al contrario que la otros países, es clara —"no tengo ninguna duda de que está de nuestro lado", argumentó—, pero dio por sentado que habrá "contactos a alto nivel" en los próximos días.

Rajoy y Hollande se encontrarán el próximo lunes en París con motivo de la Cumbre del Clima

Rajoy y Hollande se encontrarán el próximo lunes en París con motivo de la Cumbre del Clima. Fuentes de La Moncloa dan por sentado que se saludarán, ya que el mandatario francés es el anfitrión, pero no confirman si habrá una entrevista bilateral.

Aunque sin llegar a concretarla, el primer ministro francés, Manuel Valls, dejó este martes claro en un almuerzo en el palacio de Matignon con una quincena de medios extranjeros, incluido EL PAÍS, qué espera del Gobierno español. "Sé muy bien cuál es el debate ahora en España sobre este asunto. Comprendemos que Rajoy espere a las elecciones generales para tomar una decisión. Pero, sin duda, Francia está abierta a recibir ayuda, cualquier ayuda que alivie nuestras operaciones en el exterior", declaró Valls sobre un posible relevo de tropas francesas por españolas en Malí.

Al límite de su capacidad

Fuentes diplomáticas del país vecino explican que el Ejército francés está al límite de sus capacidades en el exterior tras haber movilizado a más de 10.000 soldados para reforzar la seguridad interior ante posibles atentados.

Tras la cadena de ataques del 13 de noviembre en París y el envío del portaviones Charles de Gaulle al Mediterráneo oriental, la presencia militar francesa en la zona ha pasado de 700 militares y 12 cazabombarderos a 3.500 y 38 aviones. A ellos se suman casi 5.000 militares en el Sahel y los que están movilizados en distintas misiones por todo el mundo, lo que suma un total de aproximadamente 20.000 efectivos en el exterior. Incluso aunque la aportación española fuese limitada, "siempre suma", según coinciden fuentes diplomáticas y parlamentarias francesas.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, insistió este martes en que "Francia no ha pedido nada y el Gobierno [español] no ha ofrecido nada", aunque admitió que su departamento trabaja ya con varios escenarios de colaboración, pues su obligación es elevar a Rajoy varias opciones para que decida, llegado el caso. Aseguró que España "no ha regateado ningún esfuerzo ni lo va a regatear".

Margallo agregó que la resolución aprobada el pasado viernes por el Consejo de Seguridad de la ONU "ampara cualquier acción" contra el Estado Islámico. La cuestión es jurídicamente controvertida pues, aunque el Consejo de Seguridad ha llamado a los países a tomar "todas las medidas necesarias" para combatir al ISIS y a los grupos vinculados a Al Qaeda en Siria e Irak, no apela al Capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas, que es el que autoriza el uso de la fuerza.

El hecho de que el Gobierno considere que dicha resolución —junto al artículo 42.7 del Tratado de la UE (solidaridad mutua) y el 51 de la Carta de Naciones Unidas (legítima defensa)— sirve de base jurídica suficiente para una intervención militar en Siria despeja la primera de las tres condiciones que deben darse para la participación española: la cobertura del Derecho internacional, la aprobación del Gobierno y la ratificación de las Cortes.

Más información