Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados un político y un reportero por corrupción

El periodista recibía fondos públicos a cambio de alabar la gestión de un exconsejero

El ex consejero de Turismo balear Francesc Buils (UM). Ampliar foto
El ex consejero de Turismo balear Francesc Buils (UM).

Un político y un periodista han asumido este viernes ante la Audiencia de Palma que mantuvieron un acuerdo económico, retribuido con fondos públicos, para que el reportero “favoreciera su imagen pública y política magnificando y alabando” su gestión. El cronista, en un caso novedoso en las sentencias por corrupción política, cobraba por emitir informes "inútiles" sobre la evolución del paro para la consejería, con datos públicos captados de Internet.

El exconsejero de Turismo de Baleares por Unió Mallorquina (UM), Francesc Buils —que está preso, condenado por corrupción a más de cuatro de cárcel—, y el periodista turístico Mario Morales, han reconocido este viernes a la Administración haber cometido un delito de fraude, penado con un año de prisión. En el caso de Morales se sustituye la reclusión por una multa de seis euros diarios durante 24 meses. El tribunal ha considerado constatado el retorno de los pagos con fondos públicos, más de 16.000 euros durante los 14 meses de mandato de Buils, a razón de 2.890 euros trimestrales.

El consejero de UM canalizó el pago desde el Instituto de Estrategia Turística (Inestur) pese a conocer su "inutilidad". Buils auspició la puesta en marcha de dos expedientes de contratación que "no reportaban ningún tipo de utilidad para la consejería". La fiscalía cree que el "trabajo no solo era innecesario, sino también extemporáneo, sin que hubiera interés alguno por parte de la Administración".

Las posibles penas de la acusación inicial han sido notablemente rebajadas en el pacto de ambos con la Fiscalía Anticorrupción. En un principio, el ministerio público exigía cinco años y seis meses de cárcel para Buils por tráfico de influencias y malversación. Para Morales pedía dos años y tres meses por malversación de fondos públicos. La confesión y reparación del daño causado son atenuantes penales ponderadas por la Fiscalía y el Tribunal.

Más información