De las listas del PP al número uno por Podemos

La formación ficha en Salamanca a una feminista gitana que en 1999 estuvo en la lista del PP

El nuevo fichaje estrella de Podemos en Salamanca fue, también, el fichaje estrella del PP en Ourense, pero en 1999. María José Jiménez Cortiñas, presidenta de la asociación Gitanas Feministas por la Diversidad y ahora número uno en la lista de la capital castellanoleonesa, se inició en la política con un puesto en la candidatura de los populares para el Ayuntamiento de Ourense. Ella era, entonces, una joven de 23 años que iniciaba sus estudios de Trabajo Social en Salamanca gracias a las becas del Ministerio de Educación, a las del Secretariado Gitano y a las del Ayuntamiento de Ourense, gobernado por el PP. "Me utilizaron políticamente", asegura ahora.

Más información
Podemos ficha al juez designado para presidir el ‘caso Nóos’
Pérez Royo y Gómez Benítez se retiran de las listas de Podemos
Las listas de Podemos para el 20-D causan decenas de denuncias
Pablo Iglesias se rodea de su núcleo duro y fichajes para el 20-D

Han pasado 16 años desde que la activista social aceptó aquel puesto del partido conservador. No tenía posibilidades de salir elegida (ocupaba el número 21 de la lista), pero el exalcalde del PP Manuel Cabezas hacía de ella un referente de la diversidad social de su candidatura en los actos de campaña. "Es la concejala de la etnia gitana", proclamaba el exregidor en los mítines para destacar la sensibilidad de su partido con las minorías.

Jiménez asegura que nunca llegó a tener contacto con el PP, sino "solo con la jefa municipal de Servicios Sociales, a la que conocía desde los 12 años porque era la que trabajaba en la integración social de los gitanos", que entonces vivían mayoritariamente en chabolas en Galicia. "Ella me propuso ir en la lista con el compromiso de que crearían una concejalía para la etnia gitana y yo me lo creí", sostiene ahora. Y apostilla: "En cuanto ganaron las elecciones, ni crearon la concejalía ni hicieron nada por mi colectivo. Me fui, monté yo una asociación de gitanos y me dediqué al activismo social".

Aquella joven estudiante es ahora una mujer de 39 años bregada en el trabajo en movimientos sociales relacionados con las minorías y el feminismo. Ahí contactó con cargos de Podemos. Jiménez aprovechó sus estudios: cursó dos carreras (Humanidades y Trabajo Social) y ahora imparte un Máster en Compensación en Desigualdades Educativas en el campus ourensano de la Universidad de Vigo.

Podemos, que ya ha logrado colocar a un diputado en el Parlamento autonómico en la región castellanoleonesa, aspira a alguno de los cuatro escaños que hasta ahora se han repartido el PP y el PSOE en Salamanca. Y optó por ella. "No tuve ni que pensarlo", señala.

Si consigue el escaño, la feminista gallega se convertirá en la primera mujer gitana en el Congreso de los Diputados. El PP lleva en Sevilla a otra mujer gitana —la actual diputada en funciones Silvia Heredia—, pero, sostiene Jiménez, "no ha salido del armario y no reivindica ningún derecho de nuestro pueblo, pese a que en Andalucía viven el 50% de los gitanos de España". Por eso, ella asegura que la oferta que le ha hecho Pablo Iglesias marca un hito histórico para su comunidad.

La candidata de Podemos no tiene problemas en asegurar que los demás partidos "utilizan a representantes de minorías sociales" con el único objetivo de captar "masa de votos" en un segmento social. Y precisa que su caso es distinto.

Lo es ahora porque puntualiza que aquel puesto 21 en la candidatura del PP fue, en realidad, el cebo de ese partido para movilizar a un segmento del voto. "No es que me sintiera utilizada. Es que fui utilizada, pero yo estoy acostumbrada a saltar obstáculos y solo fue uno más", afirma.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS