Alonso: “El terrorismo, yihadista o nacionalista, tiene la misma raíz”

El Ministro de Sanidad y presidente del PP Vasco reclama en Bilbao unidad a los partidos políticos contra el terrorismo

Alfonso Alonso en el centro, junto al alcalde de Bilbao, Juan María Aburto
Alfonso Alonso en el centro, junto al alcalde de Bilbao, Juan María AburtoFERNANDO DOMINGO-ALDAMA

Unidad entre los demócratas frente al terrorismo. El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y presidente del Partido Popular Vasco, Alfonso Alonso, ha reclamado en Bilbao unidad a los partidos políticos contra el terrorismo sea del signo que sea porque "debemos de aprender que el terrorismo tiene la misma raíz, es el mismo, uno es yihadista otro es nacionalista, pero da igual el apellido del terrorismo". Alonso ha comenzado su intervención el Forum Nueva Economía en Bilbao con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de los ataques de París y, a renglón seguido, ha pedido que no se dé una "coartada" al terrorismo negándole la unidad al presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

"El terrorismo siempre es un chantaje" ha explicado utilizando los atentados de París para ofrecer su visión de cómo ha de resolverse el fin de ETA en Euskadi. Alonso recordó que muchas veces se intenta justificar los actos terroristas con expresiones como "conflicto armado o enfrentamiento o bando en guerra" pero mantiene que sus mismas raíces son "injustas" y no puede ser merecedor de ninguna coartada. El ministro de Sanidad y presidente del PP vasco, aseguró que el terrorismo islámico "ha declarado la guerra a Europa" y opina que la única manera de hacerle frente es desde la "unidad" de la sociedad y también de los políticos con "alturas de miras, y quien no lo hace es un político muy pequeño, de oportunismo y de juego corto", dijo.

En este sentido, añadió que siempre que hay un gran desafío tiene que haber una gran capacidad de estar unidos y de estar juntos en defensa de esos valores. "Creo que todos lo han hecho, y los que no debería realizar esa reflexión y aparcar su visión particular y unirse al conjunto de la sociedad". Preguntado sobre un posible cambio respecto a la política de acogida de inmigrantes sirios tras los atentados de París, Alonso quiso ser prudente y dijo que "un Estado tiene que defender su seguridad y ver quién viene" por ello opina que "es razonable recabar información sobre la persona que va a venir" y recordó que esta labor ya se hace porque "es la obligación de cualquier estado".

El ministro desconfía del PNV

El ministro de Sanidad Alfonso Alonso, desconfía de los nacionalistas del País Vasco y de Cataluña más allá de sus siglas y de sus propuestas. Según ha explicado esta mañana en el Fórum Europa, Tribuna Euskadi, en sus debates y en sus planteamientos "siempre gana el más radical" porque el nacionalismo "lleva dentro de si el germen de la radicalidad". Alonso, ha hecho esa reflexión en contestación a una pregunta para conocer qué posibilidades de éxito tiene la vía que impulsa el lehendakari Iñigo Urkullu, por la vía del pacto y del acuerdo, para lograr un nuevo modelo de Estado, frente a la que impulsa Artur Mas con la coalición Junts Pel Si, y la Cup. El lehendakari desveló el pasado viernes que ofreció a Mas conformar entre los dos gobiernos una vía legal para reformar la Constitución, pero Mas la rechazó. Aunque es cierto que no ha desvelado su proyecto concreto, Urkullu y el PNV reclaman una relación bilateral con la administración central y un encaje más estable para salvaguardar y garantizar los elementos diferenciales como el Concierto Económico.

"Yo no sé donde quiere ir Urkullu, si supiera donde quiere ir... Urkullu esconde su juego", ha dicho tras asegurar que lo que él interpreta es que más allá de estrategias políticas concretas, lo que quiere es todo el poder y que nadie pueda discurtírselo, "dejar al país sin alternativa". En su opinión está claro que Urkullu no va a abrazar la vía catalana porque "eso es un disparate como se está viendo en Cataluña", pero de ahí a plantear que Urkullu "es un reformador del Estado es mucho decir", porque, según ha sostenido los nacionalistas, lo que buscan, es separar y dividir en base a una creencia de que no son iguales a los demás.

"Ahora se dice que Urkullu es un nacionalista de los buenos, antes eran los catalanes porque eran más pragmáticos. Pero ya lo hemos visto, el nacionalismo lleva dentro de sí el germen de la radicalidad y eso lo hemos visto siempre, lo hemos visto en el País Vasco, y entonces claro, aquí hay también mucho pensamiento radical y lo hemos visto en Cataluña. Al final se termina imponiendo el que es más radical", ha argumentado. El PNV pagó muy cara la etapa unilateral que impulsó el entonces lehendakari Juan José Ibarretxe, al perder el Gobierno en favor de los socialistas vascos entre 2009 y 2012, con el apoyo externo del PP.

Pese a todo, y al viraje hacia posiciones moderadas, para Alfonso Alonso siguen sin ser de fiar porque llevan de serie el impulso de la "separación y tienen a la división porque entienden que unos y otros no somos iguales. Creo que el camino del PV como el resto de Europa es hacia una alternativa de esa visión que nos separa de otros y que esté mucho más centrada en las personas", ha concluido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS