Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno fija un plazo de dos años para integrar a los asilados

Los primeros refugiados "no saben muy bien dónde se encuentran"

Varios de los primeros refugiados llegados a España
Varios de los primeros refugiados llegados a España, tras aterrizar el domingo en el aeropuerto madrileño de Barajas.

El aterrizaje el domingo en Madrid del primer contingente de refugiados ha provocado que España active, por primera vez, el plan impulsado por la UE para afrontar la crisis del Mediterráneo. Esta actuación incluye un protocolo que prevé la completa integración de los asilados en un plazo de dos años, según los itinerarios fijados por el Ministerio de Empleo y las ONG. "El objetivo es que, en ese periodo, se logre su plena autonomía", señalan fuentes de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Pero, para lograrlo, los extranjeros deberán enfrentarse a diferentes escollos. El primero: el idioma; como han destacado este lunes los responsables de CEAR-Euskadi, que ya han atendido a tres eritreos que forman parte del grupo de 12 refugiados llegados a España desde Lampedusa (Italia). "Solo uno de ellos se comunica en árabe. Los otros dos hablan tigriña [una lengua autóctona de su país]", ha explicado Patricia Bárcena, abogada de la organización, quien ha añadido: "Tenemos contacto con eritreos que viven en Euskadi que podrán ayudarnos como intérpretes, aunque hasta ahora apenas hemos podido hablar con ellos".

El plan del Gobierno contempla una primera fase de acogida en los centros del Ministerio y de las ONG. "Durará entre seis y nueve meses", apunta CEAR. En esta etapa, los asilados reciben manutención y alojamiento; asistencia jurídica y psicológica; servicios sanitarios y educativos. "Y se le transmiten valores democráticos, así como habilidades sociales básicas", apostilla Empleo. Después empieza su integración: con ayudas para el alquiler de viviendas y su inserción laboral. "Este protocolo es similar al seguido con aquellos que llegan a España a través de Barajas o tras cruzar las fronteras de Ceuta y Melilla", subrayan fuentes de las ONG.

Bárcena ha señalado este lunes que, en sus primeras horas de estancia en Bilbao, dos de los tres eritreos ya han expresado su deseo de ir a Suecia, aunque"por el momento parece que no barajan esa opción a corto plazo". "Son tres varones, de apariencia joven y la primera impresión es que son majos", remachan los responsables de CEAR-Euskadi, que han relatado que los primeros refugiados llegados se encuentran "muy cansados" pero en "buenas condiciones físicas". En estos primeros momentos, los tres están desorientados.

"No saben muy bien dónde se encuentran", ha añadido Bárcena. Tras viajar en coche desde Madrid, ya han sido alojados en Bilbao en un piso de acogida que gestiona la citada organización humanitaria. "Tienen que descansar porque ahora comienza para ellos el proceso de integración social mientras se resuelve su expediente de asilo".

Este primer grupo de refugiados forma parte de los 854 desplazados que el Gobierno prevé acoger hasta finales de año. Un proceso de reubicación "desesperadamente lento", según han denunciado este lunes CEAR y Acnur. Hace meses que Bruselas fijó las cuotas de asilados. "Y se está tardando mucho tiempo en responder", sentencia María Jesús Vega, portavoz en España de la agencia de la ONU.

Más información