Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz urge un pacto de Estado contra el “terrorismo machista”

La presidenta andaluza reclama la inmediata puesta a disposición de todos los medios

Susana Díaz, este lunes con las organizadoras del Congreso para el estudio de la Violencia contra las Mujeres que se celebra en Sevilla. / PACO PUENTES Atlas

“Solo hace falta ser mujer para correr el riesgo de ser víctima de la violencia machista”, con esta advertencia, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha urgido este lunes en Sevilla a un pacto de Estado que ponga todos los medios contra una lacra que este pasado domingo se ha cobrado tres nuevas víctimas.

Durante la inauguración del quinto Congreso para el Estudio de la Violencia contra las Mujeres, la presidenta de la Junta ha calificado sin matices de “terrorismo” estos atentados y ha advertido que no se trata de un problema coyuntural, sino estructural que exige “la respuesta de toda la sociedad”.

Tras recordar el domingo trágico, con una víctima mortal en Córdoba y dos más en Valencia que suman ya 45 asesinadas en España, Díaz ha admitido que en España “no estamos siendo capaces” de acabar con los crímenes machistas y lamentado que la ley estatal restrinja la violencia al ámbito doméstico, obviando situaciones de violencia habituales como las agresiones sexuales.

La presidenta ha afirmado que “ha llegado el momento en el que es urgente un pacto de Estado ante la mayor vergüenza social” del país y poner todos los medios necesarios para dar respuesta en todos los niveles al terrorismo machista.

Díaz han incidido en la necesidad de entrar de lleno en la educación como principal medida preventiva y lo ha fundamentado en un informe de Naciones Unidas que señala que un tercio de las jóvenes y adolescentes de entre 15 y 19 años sufre prácticas machistas y en que una cuarta parte de las víctimas registradas tenía menos de 30 años.

La responsable del Gobierno andaluz se ha comprometido a ampliar las 471 plazas actualmente disponibles para facilitar que las mujeres huyan del entorno de violencia, a insistir en la formación de magistrados para dar soluciones legales rápidas y especializadas y en prestar especial atención a las personas con diversidad funcional afectadas por este problema. “En el tiempo va la vida y exige una respuesta urgente”, ha concluido la presidenta.

Según el último informe del grupo de expertos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género la edad media de las víctimas mortales se sitúa en torno a los 40 años y casi un 65% tienen entre entre 26 y 45.

Seis de cada diez mantenía en el momento del asesinato una relación con los autores y un 74% eran españolas. Las latinoamericanas son el segundo grupo más numeroso.

El domicilio es el trágico escenario de la mayoría de los crímenes, que son más numerosos en  poblaciones con menos de 100.000 habitantes. 

Ocho de cada 10 víctimas no presenta denuncias previas y, quienes sí lo hicieron, solicitaron medidas cautelares, que se concedieron en la mayoría de los casos.

El grupo de expertos del Observatorio destaca "el clima de dominio es el mayor indicador del desenlace". Para la valoración de los riesgos, este equipo recomienda complementar los informes policiales con otros periciales de personal formado en violencia de género, ya que los primeros no identifican altos niveles de peligro en las denuncias previas.

También reclaman más recursos sociales y asistenciales a las mujeres que presentan denuncia, independientemente de la resolución judicial de la misma, con el fin de ayudarlas a "superar sus dudas y miedos, mantener su postura procesal y disponer de medios que les permitan alejarse de su maltratador y afrontar una nueva vida.

En cuanto a los hombres muertos a manos de sus parejas, la cifra media es de media docena al año, rondan los 50 años y también convivían en su mayoría con las agresoras.

Campaña en los campos de fútbol

La Dirección General para la Violencia de Género, en colaboración con la Delegación del Gobierno en Andalucía, llevará la lucha contra el machismo al fútbol. Los clubes de Primera y Segunda División han comenzado a suscribir (ya lo han hecho Jaén, Sevilla y Betis) un protocolo de colaboración para la difusión de campañas informativas en los videomarcadores de los estadios. 

El delegado del Gobierno, Antonio Sanz, ha calificado la medida, como “un paso más en la colaboración que ya prestan los clubs deportivos en la lucha contra todo tipo de violencia”. Al protocolo está previsto que se sumen los equipos de Málaga, Granada, Córdoba y Almería. 

Sanz ha destacado la importancia del acuerdo suscrito, ya que para erradicar la violencia de genero, según ha dicho, hay que “implicar a toda la sociedad en el rechazo total y nada mejor que el fútbol, que tiene un impacto social masivo entre los ciudadanos y los jóvenes, para difundir el mensaje de rechazo y tolerancia cero”.

Más información