Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez e Iglesias coinciden en pedir soluciones políticas ante Cataluña

Los dos líderes hablan de la cuestión territorial y comparten que Rajoy no ha aportado solución. Discrepan sobre la reforma de la Constitución

 Pedro Sánchez, durante el acto en Zaragoza.
Pedro Sánchez, durante el acto en Zaragoza. EFE

Dos coincidencias y una diferencia insalvable. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, hablaron por teléfono este domingo por la tarde de la situación que atraviesa Cataluña y de la necesidad de buscar una solución a las tensiones territoriales. Ambos líderes coincidieron en que la única salida posible a la crisis debe ser “política” y los dos criticaron la inacción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con respecto al plan del presidente de la Generalitat, Artur Mas. No obstante, Sánchez e Iglesias chocaron sobre un asunto crucial: el método. El PSOE y Podemos defienden distintas reformas de la Constitución y discrepan sobre la celebración de un referéndum vinculante en Cataluña.

En la conversación mantenida en torno a las cinco de la tarde durante unos 25 minutos y centrados en la relación entre Cataluña y España, los dos dirigentes compartieron “la preocupación por la situación política” generada por la crisis territorial. En su opinión, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que la semana pasada recibió a ambos en La Moncloa, “no ha aportado ninguna” solución durante esta legislatura, por lo que los dos consideran necesario actuar. A pesar de ello, cada uno tiene su proyecto, y sus planes no coinciden ni lejos. Los dos defienden una reforma de la Constitución, pero difieren “sobre los cambios constitucionales que habrá que acometer en la próxima legislatura”. En cualquier caso, quedaron en seguir en contacto en los próximos días.

Distintas soluciones

Esta llamada se produce un día despúes de otra conversación telefónica, entre Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Durante ese diálogo ambos constataron un acuerdo firme en lo fundamental, la defensa de la Constitución y de la unidad nacional, pero el líder del PSOE, dejó claro que se niega a sumarse al “plan por España”, defendido por Rivera que Rajoy tampoco suscribe.

Sánchez también discrepa del plan de Podemos. El partido de Iglesias defenderá en la próxima legislatura una reforma de la Constitución que aborde cinco ejes: la cuestión territorial, el sistema electoral, los derechos sociales, las medidas contra la corrupción y las puertas giratorias y la despolitización de la justicia. Ese es el plan que Iglesias presentó al jefe del Ejecutivo en La Moncloa el pasado viernes, durante una reunión en la que se negó a sumarse a un frente antisecesionista formado por el Gobierno, los socialistas y Ciudadanos, y calificó el acuerdo de los tres frente al líder de Convergència de “gran coalición”.