Sánchez critica el copago de Rivera: “Son más recortes y desigualdad”

El líder de los socialistas equipara las propuestas de Ciudadanos a las del Gobierno de Rajoy. "La solución en España no pasa por más derecha", asegura

El líder del PSOE, Pedro Sánchez (izquierda), junto al portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, en el Congreso
El líder del PSOE, Pedro Sánchez (izquierda), junto al portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, en el CongresoUly Martín

Aunque Pedro Sánchez, el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, asegura que su adversario con mayúscula es Mariano Rajoy, no descuida el flanco que ha abierto en la política española Albert Rivera al frente de Ciudadanos. La propuesta de este partido emergente de otorgar a las comunidades autónomas la capacidad de establecer copagos ha dado alas al líder socialista para colocar del mismo lado “a la nueva y a la antigua derecha”.

Más información
Rivera critica que el PSOE reabra el debate de la religión en las aulas
Ciudadanos quiere hacer la ley electoral más proporcional
Rivera critica que el PSOE reabra el debate de la religión en las aulas
El PSOE ofrece un “proyecto de país” con reformas “radicales”

En los pasillos del Congreso, Pedro Sánchez se ha detenido este miércoles para reivindicarse como “el cambio”, sensato, posible y con experiencia, frente a la nueva y a la antigua derecha cuyas propuestas van en la línea de “recortes y más desigualdad”. Desde Ciudadanos se ha emitido un comunicado en el que aclaran cómo pretenden fijar esos mecanismos de copago, que publica hoy El País, con el argumento de que habrá unos mínimos que garantiza el Estado aunque abre la mano a las autonomías para que establezcan servicios en Sanidad y Educación en pagos complementarios.

"La fórmula Rivera es igual que la fórmula Rajoy, es decir, recortes y desigualdad. La solución a la crisis en España no pasa por una nueva derecha, ni tampoco por la antigua derecha, es decir, por Rivera o Rajoy, sino que pasa por un giro a la izquierda y por una izquierda sensata y moderada como el PSOE", ha manifestado Sánchez.

El torrente de propuestas que empiezan a aflorar desde todos los partidos está siendo estrechamente vigilado por unos y por otros. La carta de la laicidad que quiere jugar Pedro Sánchez le resulta "cansina"  a Albert Rivera. Esta apreciación también le ha servido al líder del PSOE para atacar al político centrista. “Rivera debe mojarse y no tratar de quedar bien diciendo lo uno y lo contrario al mismo tiempo. El PSOE, sin la menor duda, apuesta, y así se lo dice a Ciudadanos, por que la religión esté fuera del horario escolar y se sitúe como una materia extraescolar", ha dicho Sánchez.

La pregunta sobre la política de pactos que llevará a cabo el PSOE no ha tenido, como es habitual, respuesta concreta. “Nuestras líneas rojas son las políticas de centroizquierda”, ha señalado Sánchez. Hasta después de las elecciones del 20 de diciembre, los socialistas, como el resto de los partidos, no se sienten capaces de señalar con quién pactarán, sino que responderán poniendo como bandera políticas en común y no personas o partidos como referencia para conformar una mayoría.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Anabel Díez

Es informadora política y parlamentaria en EL PAÍS desde hace tres décadas, con un paso previo en Radio El País. Es premio Carandell y Josefina Carabias a la cronista parlamentaria que otorgan el Senado y el Congreso, respectivamente. Es presidenta de Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS