Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barkos propone exportar el convenio económico navarro a Cataluña

La presidenta navarra asegura que cualquier intento de acabar con el modelo tendrá "cumplida respuesta de los territorios forales"

La presidenta de Navarra, Uxúe Barkos, durante su intervención en un desayuno informativo en Madrid.
La presidenta de Navarra, Uxúe Barkos, durante su intervención en un desayuno informativo en Madrid. EFE

El Gobierno de Navarra deja claro que plantará cara al cuestionamiento del Convenio económico de esta comunidad que no solo defiende como "herramienta de solidaridad" sino que además propone como "modelo a exportar", por ejemplo, a Cataluña. La presidenta navarra, Uxue Barkos (Geroa Bai), lamenta la "demagogia" con la que, en su opinión, se critica el modelo de financiación navarro y ha advertido de que quien trate de revisarlo encontrará de frente a los territorios forales. "Dibujarlo como un privilegio anacrónico e insolidario es una desfachatez", ha asegurado este martes en un desayuno informativo en Madrid. 

La presidenta navarra defiende la "vigencia y actualidad" del Convenio económico y esgrime que terminar con él no solucionará los problemas territoriales del país. "¿Alguien puede creer que el fin del convenio navarro acabaría con las tensiones entre el Estado y las comunidades?", se ha preguntado. "No, es evidente". Barkos ha subrayado que en virtud de ese acuerdo —consagrado en la Constitución— Navarra aporta al Estado una cantidad que supone el 1,6% de su PIB, mientras recibe el equivalente al 1,4%. En los últimos cinco años, además, la aportación al Estado de la comunidad que Gobierna se ha incrementado en un 20%, según sus cifras, y supone el 18% del Presupuesto navarro.

La dirigente autonómica ha advertido también de que si se pone sobre la mesa una revisión del modelo, dado el posible papel de Ciudadanos como llave de Gobierno tras las generales —el partido de Albert Rivera apuesta por acabar con el Concierto vasco y el Convenio navarro—  no tiene "ninguna duda" de que habrá unidad en las dos comunidades en defensa de su modelo económico especial. "Los territorios forales darán cumplida respuesta a una actuación de ese tipo", ha zanjado. Su homólogo vasco, Íñigo Urkullu, ya avisó a PP y PSOE de que se abstuvieran de tocar el cupo. Barkos critica la "deriva muy peligrosa" que en su opinión supone "poner en solfa" un pacto "desde el desconocimiento".

Uxue Barkos cree que sería una buena idea extender a Cataluña este sistema de financiación autonómico especial. "Es un magnífico modelo para exportar", ha afirmado y, preguntada sobre si lo propone para Cataluña, ha asegurado: "por ejemplo, sí". La presidenta navarra se ha mostrado segura de que el Estado podría soportar económicamente que una comunidad del tamaño y el PIB de Cataluña tuviera un régimen similar al navarro. "Es perfectamente viable", ha señalado.

En virtud el Convenio económico, la comunidad navarra puede legislar, como la vasca, sobre los principales impuestos como IRPF y Sociedades, entre otros. El convenio fue pactado con la Administración central y está anclado en la Constitución española. La comunidad navarra y vasca contribuyen a los gastos generales del Estado con un cupo o aportación que se calcula aplicando un porcentaje que no varía desde 1982— el 1,6% en el caso de Navarra— a las partidas de gastos de los Presupuestos Generales del Estado que incluyen las competencias no transferidas. En las últimas semanas, hasta nueve autonomías y dirigentes socialistas han cuestionado ese cupo.

La presidenta navarra ha defendido, también, el fin de la dispersión de los presos etarras y ha "aplaudido" la "forma y fondo" de la actuación de la recientemente dimitida presidenta del PP vasco, Arantxa Quiroga, con su iniciativa por la paz. Barkos ha valorado con "satisfacción absoluta" el aniversario del fin de ETA del que se cumplen cuatro años hoy. "Satisfacción", ha dicho, "por haber visto desaparecer de nuestra vida cotidiana un elemento absolutamente perturbador como es el de cualquier agente que ejerce la violencia", ha señalado.

El Gobierno que preside apuesta también porque "de forma escalonada" la Guardia Civil termine por no ejercer su actividad en Navarra. "En la Ley de amejoramiento del Régimen Foral de Navarra está previsto que la policía foral asuma todas las competencias a su cargo. Un desarrollo integral de la policía foral de Navarra requerirá un repliegue del resto de fuerzas", ha asegurado Barkos. La presidenta navarra ha avanzado que pedirá al Estado el traspaso de competencias de tráfico y "algunas otras" con el nuevo Ejecutivo que salga el 20 de diciembre de las urnas.