Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El País Vasco es hoy el territorio más pacífico de España”

El expresidente del Partido Socialista de Euskadi considera que "mientras ETA no se desarme y disuelva, Bildu tendrá dificultades para pactar y gobernar"

Jesús Eguiguren, expresidente del Partido Socialista de Euskadi, en San Sebastián.
Jesús Eguiguren, expresidente del Partido Socialista de Euskadi, en San Sebastián.

Jesús Eguiguren (Aizarnazabal, Gipuzkoa, 1954), expresidente del PSE, fue el representante del Gobierno en el proceso de diálogo con ETA, cuya ruptura, tras el atentado de la T-4 en el aeropuerto de Barajas en 2006, propició el enfrentamiento entre la izquierda abertzale y la banda terrorista, lo que allanó su final.

Pregunta. ¿Es esto la paz?

Respuesta. Sí. El País Vasco es hoy el territorio más pacífico de España. No solo ha desaparecido la violencia; también la crispación y los insultos. Hay una convivencia muy importante. Bildu sabe que hicieron daño y eso se nota. También se reconoce a las víctimas del terrorismo. Pero echo de menos que no se ponga énfasis en las principales víctimas, los hijos de los asesinados, donde existen auténticos dramas.

P. ¿Echa en falta algo más?

R. La normalización de Bildu. Mientras ETA no se desarme y disuelva, Bildu tendrá dificultades para pactar y gobernar. Si Arnaldo Otegi hubiera estado en libertad, con su autoridad podría haber influido en el desarme y la disolución de ETA.

P. Cuando ETA declaró el cese del terrorismo, usted dijo que costaría diez años la normalización y citaba el reconocimiento de las víctimas, la convivencia y los presos etarras. ¿Lo mantiene?

R. Sí en cuanto a los presos. No se ha hecho nada en cuatro años y eso no es propio de un país serio. El Gobierno tiene que cumplir la ley y con ella podía haber encauzado el tema con acercamientos de presos, con una política penitenciaria adecuada al final del terrorismo, que les ofrezca un horizonte de reinserción. Es verdad que tampoco ETA y Bildu han presentado fórmulas viables. Este Gobierno actúa como si ETA siguiera matando. Confío en que Pedro Sánchez gobierne y cambie esta política.

P. Cuatro años después, ¿sigue pensando que el proceso de diálogo fallido con ETA de 2006 por el atentado de la T-4 resultó decisivo para el final del terrorismo?

R. Fue decisivo porque supuso una catarsis en una organización que ya estaba muy agotada. No me cabe duda de que aceleró su final.

P. Oficialmente, no se le reconoce.

R. Por no haber, no ha habido siquiera una resolución del Parlamento reconociendo el final del terrorismo. Es una mezquindad del Estado hacia los miles de héroes anónimos que contribuyeron al final del terrorismo. Este Gobierno mantiene la ficción de que el terrorismo sigue.

Más información