Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE ofrece un “proyecto de país” con reformas “radicales”

Los socialistas incluirán en su programa electoral la revisión de los acuerdos con la Iglesia

Un torrente de propuestas del PSOE llegará en las próximas horas a todo el partido para que opine, añada y proponga reflexiones propias. No es un programa electoral al uso, sino "un proyecto de país y de Gobierno, de largo alcance, que va más allá de los cuatro años de una legislatura". La responsable del programa y número dos de Pedro Sánchez en la lista por Madrid, Meritxell Batet, y el secretario de Acción Política, Patxi López, han formulado este ambicioso planteamiento.

Se trata de un programa "progresista y socialdemócrata", pero adaptado al tiempo actual, muy diferente de cómo era España y qué necesitaba hace 30 años. Este preámbulo les ha dado pie para asegurar que las reformas que hará Pedro Sánchez si llega al Gobierno serán "profundamente radicales" en el sentido de raíz y cambio, frente "al inmovilismo y a los que quieren destruirlo todo", en referencia implícita al PP y a Podemos. De los cientos de medidas, divididas en cinco bloques, destacan las que supondrán un vuelco al entramado institucional, económico y de derechos sociales. Los socialistas dan un tratamiento diferenciado a su reforma fiscal, que presentarán este jueves, y que supondrá un cambio en el modelo impositivo español.

La reforma de la Constitución supone en sí misma toda una revolución por cuanto modificará el Estado autonómico e incluirá nuevos derechos. Tal es la relevancia de la reforma constitucional que tendrá, al igual que la fiscalidad, un capítulo singular. Aun así, los socialistas no van a tomar posición definitiva sobre cómo queda dentro de su modelo federal de España el reconocimiento de la identidad de Cataluña. "Ofreceremos un documento abierto a todas las fuerzas políticas porque buscaremos el consenso ante una norma que tiene que servir para la convivencia de todos los españoles", ha advertido Batet. Además de la reforma de la Constitución, el programa defenderá la derogación de "algunos aspectos" de la reforma laboral —no así las indemnizaciones por despido, que quedarán al acuerdo de empresarios y sindicatos— en cuanto a los modelos de contratos y a los salarios.

En el apartado de políticas sociales, "las becas se incluirán como un derecho de los ciudadanos" para garantizar la igualdad de oportunidades. Al igual que con el Gobierno socialista de Felipe González la educación pasó a ser obligatoria y gratuita hasta los 16 años, ahora se cambia para "ampliar el índice de escolarización desde los 0 a los 18 años", aunque no podrá implantarse en una legislatura, sino que se necesitarán al menos dos por razones presupuestarias. Además la obligatoriedad es para las adminstraciones porque tienen que ofrecer esas plazas, pero no es obligatorio para los ciudadanos. Este tiempo de ocho años será el que se tome también un eventual Gobierno socialista para subir a mil euros el Salario Mínimo Interprofesional. De nuevo se revitalizará la Ley de la Dependencia para que sea una realidad y volverá a tomar fuerza una política de vivienda desde los poderes públicos.

Una vez más figurará en un programa de los socialistas la revisión de los acuerdos con el Vaticano, aunque en esta ocasión se asegura que "se cumplirá", dado que con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero no se llegó ni de lejos a lo que decía el programa. El compromiso es de revisar la fiscalidad de la Iglesia para que pague impuestos por los edificios e inmuebles que no dedica al culto. Más que revisar, un Gobierno de Pedro Sánchez "reclamará" los bienes de la Iglesia que ha inmatriculado sin haber presentado título de propiedad. En este programa también se leerá el compromiso de hacer una Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna.

Escuela pública laica

En el programa del PSOE se dice que se promoverá una escuela pública laica donde no quepa la integración, ni el currículum ni en el horario escolar, de enseñanzas confesionales. Para ello se promoverá las reformas del marco legal actual necesarias , así como los acuerdos internacionales". Se trata por tanto de revisar el Concordato con el.Vaticano aunque el PSOE no habla de denunciarlo.

Por otro lado en el área de Cultura se establece la rebaja del tipo del IVA cultural "con el impuesto aplicable en países de nuestro entorno", sin especificar.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información