Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fichaje de Irene Lozano, de UPyD, desata un fuerte malestar en el PSOE

Malestar en sectores del PSOE por la incorporación a sus candidaturas de la ex dirigente de UPyD

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una imagen de archivo.
El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en una de rueda de prensa ayer. EFE

Un terremoto se ha desatado en el PSOE por la inclusión de Irene Lozano, exdirigente de UPyD, en sus listas por decisión del líder del partido, Pedro Sánchez. La indignación se acrecentó al conocer que, además, llevará el área de regeneración democrática, ya que Lozano ha asociado insistentemente al PSOE con la corrupción. El representante socialista andaluz, Juan Cornejo, se ausentó de la votación de la candidatura de Madrid para no avalar el fichaje. "No puedo votar en contra de una lista que encabeza mi secretario general pero no puedo votar a esa señora, que ha insultado a Andalucía y a miles de socialistas".

Este es un tropiezo serio para Pedro Sánchez en su crédito dentro del PSOE, aunque, según fuentes de distintas federaciones, la sangre no llegará al río. Y tampoco tendrá consecuencias ostensibles porque la cercanía de las elecciones generales, el próximo 20 de diciembre, hará que el malestar se contenga en aras del objetivo principal, que es ganar las elecciones, explican los mismos interlocutores. Esta justificación para no abrir una crisis es compartida por distintas federaciones, que ayer estaban pendientes de la discusión de la Comisión Federal de Listas en la que se revisaron las candidaturas de todas las circunscripciones. Sobre el debate planeó la inclusión en la lista de Madrid de la exdirigente de UPyD, Irene Lozano, que se consumó al colocarla en el número cuatro. 

"El malestar cruza federaciones, sectores, y edades", señala un dirigente nacional después de haber intercambiado opiniones con otros compañeros. De Norte a Sur y de Este a Oeste, las voces en contra son una realidad, según ha constatado este periódico. El presidente extremeño, Guillermo Fernández-Vara, puso su voz y su palabra al descubierto, en declaraciones a EL PAÍS. Y también la mano derecha de Susana Díaz, presidenta andaluza, Juan Cornejo.

Ataques a los socialistas

Todos los diputados socialistas han sido testigos de la dureza de Lozano contra los dos grandes partidos, PP y PSOE, a los que habitualmente hermanaba en muchos aspectos, también en la corrupción. Por si alguien no estaba al tanto de lo que Lozano ha opinado del PSOE durante los últimos cuatro años, muchos socialistas se encargaron de reproducir sus palabras por las redes sociales. "La última vez que nos llamó corruptos fue en febrero", recordaban ayer. Tampoco olvidan su influencia para que UPyD rompiera en Asturias su apoyo al presidente socialista, Javier Fernández, a través del diputado de esa formación, Ignacio Prendes, ahora en Ciudadanos

El tiempo hará que esas opiniones se diluyan y sobresalga la valía de Lozano, expresaron las fuentes cercanas a Pedro Sánchez. Esto es lo que el líder socialista transmitió a los dirigentes que le hicieron saber su malestar por este fichaje. Si la inclusión de la excomandante Zaida Cantera resultó para muchos una "extravagancia", la de Lozano se les antoja "un error". La crisis quedará difuminada, no obstante, por un golpe del azar, ya que su inclusión en la lista de Madrid hubiera acarreado el desplazamiento a un lugar de muy difícil salida de Ángeles Álvarez, un referente en el PSOE por su defensa de los derechos de las mujeres. En ese caso la crisis hubiera sido de gran envergadura.

Pero no se producirá, ya que Lozano ocupará el número cuatro por Madrid que hasta ayer ocupaba la responsable de Empleo, Mariluz Rodríguez, que irá por Guadalajara. El puesto quedó libre a primera hora de la tarde al renunciar quien lo ocupaba, Pablo Bellido, por pesar sobre él una imputación por denuncia del PP. Esta carambola arregla el problema de Lozano, pero deja fuera a Magdalena Valerio, persona de confianza de Sánchez, y hasta ahora diputada por esa provincia de Castilla-La Mancha. La rencilla regional deja fuera al veterano portavoz de Justicia, Julio Villarrubia (Palencia). El influjo de la dirección federal saca de la lista a Laura Seara, aunque fue apoyada por la militancia de Ourense. Hoy votará las listas el comité federal. Y se espera con expectación qué hará la federación andaluza, encabezada por Susana Díaz, contraria a la inclusión de Lozano.ederal las ratifique o rectifique.

Más información