Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Cádiz acusa de “chantaje intolerable” a Hacienda

El ministerio dirigido por Cristóbal Montoro ha remitido una carta al Ayuntamiento para advertir de que debe reducir el plazo del pago de la deuda a los proveedores

El alcalde de Cádiz, José María González, en el centro, con la carta del ministerio. Ampliar foto
El alcalde de Cádiz, José María González, en el centro, con la carta del ministerio.

"El Ayuntamiento de Cádiz no se gobierna desde el despacho del ministro de Hacienda, el señor Cristóbal Montoro; este Ayuntamiento se gobierna en San Juan de Dios”, ha declarado este jueves el alcalde de Cádiz, José María González, tras recibir una carta emitida por el Ministerio de Hacienda dirigida al Consistorio en la que advierte de que debe reducir la periodicidad del pago de la deuda a proveedores. “Cádiz no cede a chantajes”, ha declarado González, quien ha indicado que la deuda se disparó "gracias a la gestión del Partido Popular al frente del Ayuntamiento de Cádiz".

Según informa el Consistorio, la deuda a proveedores ascendía a 43 millones cuando el nuevo gobierno local, regido por la agrupación afín a Podemos (Por Cádiz sí se Puede), llegó al Ayuntamiento tras las elecciones municipales. Una cuenta que ha sido reducida "en tres millones de euros" desde que llegó el nuevo equipo de Gobierno, ha asegurado el alcalde. Los servicios técnicos municipales ya redactan una carta de respuesta a Hacienda en la que incluirán bases legales y administrativas para rechazar la medida del ministerio que será enviada "en cuanto esté redactada", han informado fuentes municipales.

El concejal de Economía, David Navarro, ha matizado que el Gobierno central exige al Ayuntamiento que cumpla en cuatro meses con los plazos de pago a proveedores, "algo que nunca ha cumplido este Ayuntamiento desde que en agosto de 2014 se inició la serie estadística de pago medio a proveedores", ha asegurado Navarro, que ha detallado que en septiembre de 2014 el Ayuntamiento de Cádiz tardaba 139 días de media en pagar, 109 días de media por encima de lo establecido. Según ha interpretado el Consistorio, en caso de no se cumpla la reducción de días, las arcas munipales podrían ser intervenidas por el Gobierno central o se le podrían denegar líneas de financiación.

En la carta enviada por Hacienda, fechada el 30 de septiembre, se informa al Consistorio de que durante un periodo el ministerio podrá establecer "medidas de reducción de gastos, incrementos de ingresos u otras medidas de gestión de cobros y pagos" para generar la tesorería necesaria para la reducción del periodo medio de pago. No obstante, si aplicadas estas acciones, en 30 días, no se han solventado los plazos "se podrá proceder por el órgano competente de la Administración General del Estado a la retención de recursos (...)".

José María González ha calificado de "amenaza" la solicitud de Hacienda. "Muestra cómo el PP está intentando tomar a los gaditanos como rehenes para hacer la campaña electoral", ha declarado al salir en una comparecencia ofrecida junto al primer teniente de alcalde, Martín Vila (Ganar Cádiz en común), y el concejal de Economía. “El PP no puede ser juez siendo, a la vez, responsable de esta situación. El mismo PP que durante los últimos cinco años disparó la deuda exija ahora a toda una ciudad que se ponga de rodillas por su mala gestión", ha considerado González.