Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Podemos da por rota la negociación con IU en un cruce de acusaciones

El partido emergente lamenta "el no definitivo" de Garzón a integrarse en su candidatura

La federación de izquierdas acusa a Iglesias de haber roto "de forma unilateral"

Pablo Iglesias (Podemos) y Alberto Garzón (IU)
Pablo Iglesias y Alberto Garzón, durante una reunión en junio.

Tras días de contactos y acercamientos, la dirección de Podemos rompió este martes por sorpresa la negociación con el ganador de las primarias de IU, Alberto Garzón, para ir a las elecciones generales en una candidatura conjunta. El partido de Pablo Iglesias informó en un comunicado que “da por terminadas las conversaciones”. El anuncio, difundido horas después de una reunión entre delegaciones de ambas fuerzas, provocó malestar en IU, que acusó a Podemos de romper “de forma unilateral” y aseguró que seguirá trabajando en Ahora en Común.

El secretario general del partido emergente, Pablo Iglesias, llevaba semanas intentando convencer a Garzón para que se integrara como independiente en las listas de Podemos, aunque aún no había cerrado del todo la puerta a un acuerdo más amplio con otra candidatura encabezada por el dirigente de IU. Garzón se resistía a abandonar su formación y pretendía alcanzar un pacto que califica de “unidad popular”.

Tras mantener ambos el pasado jueves en casa de Garzón una reunión que dejaba claro que seguía en pie una negociación, este martes volvieron a reunirse los equipos de confianza de ambos líderes. Por parte de IU acudieron a la cita, celebrada en la sede de Podemos, el secretario de Organización, Adolfo Barrena, la secretaria de Comunicación, Clara Alonso, y el dirigente andaluz Toni Valero. Los representantes del partido emergente fueron su número tres, Carolina Bescansa, y el responsable de Organización, Sergio Pascual, según explicó este último.

Un camino de guiños y desencuentros

El hipotético entendimiento entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón empezó a gestarse tras las elecciones del 24-M. Los dos dirigentes mantuvieron una reunión en junio, en la que el líder de Podemos rechazó alianzas con IU por su “mochila”.

Tras hablar y verse la semana pasada en Madrid, los dos dirigentes siguieron negociando una candidatura conjunta. La “mochila” de la federación, finalmente, ha hecho cerrar la puerta a Podemos.

El encuentro discurrió “en un clima cordial” entre la una de la tarde y las 14.15. Poco antes de las 18.30 Podemos difundió su anuncio, en el que lamenta "el no definitivo de Alberto Garzón": “Se han dado por terminadas las conversaciones destinadas a encontrar una fórmula que facilitase la incorporación de Garzón a la candidatura del cambio con la que Podemos concurrirá a las próximas elecciones generales”.

La formación de Iglesias argumenta que “los representantes de Garzón en esta reunión plantearon como requisito irrenunciable la conformación de una coalición entre IU Federal y Podemos, en una lógica de acuerdos entre partidos que nunca ha estado en la hoja de ruta de Podemos”.  

El comunicado de Podemos cogió desprevenida a la dirección de IU. Fuentes próximas a Garzón no ocultaron su “estupefacción” por esa decisión, puesto que la cita se cerró con “la propuesta de una nueva reunión el jueves”. Y la federación de izquierdas contestó con otro comunicado en el que acusa al nuevo partido de haberle cerrado la puerta “de forma unilateral” y que prefigura un escenario de enfrentamiento electoral.

El futuro de Garzón

"Izquierda Unida lamenta que Podemos cierra la puerta a la unidad popular”, afirma esta fuerza, que además aseguró que “seguirá trabajando por el cambio con su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, dentro del marco de Ahora en Común”. Está por ver si el nombre de esa plataforma ciudadana, nacida en julio para alentar una candidatura conjunta de las fuerzas de la izquierda alternativa, figurará en las papeletas el 20-D, puesto que sus promotores se apearon de la iniciativa por su uso partidista y están decididos a enterrarlo.

En cualquier caso, IU fue más allá y acusó a Podemos de tergiversar el contenido de la reunión, que según su versión “tenía como objetivo abordar los retos que enfrenta la constitución de una candidatura unitaria para las elecciones generales del próximo mes de diciembre”. En la cita, prosiguen, “se abordaron también distintos ámbitos de debate como el papel de la participación ciudadana en la elección de las candidaturas o los acuerdos en torno a un programa para cambiar el país”. Podemos, no obstante, insistió y dio la negociación por zanjada.

Más información