Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en París el hijo del histórico etarra Josu Ternera

Una operación coordinada de la Policía Nacional española y la francesa culmina con la detención de Egoitz Urrutikoetxea sobre el que pesaban dos órdenes de arresto.

El 22 de septiembre se detuvo a los últimos jefes de la banda: Iratxe Sorzabal y David Pla

Esta vez sí.  La Policía Nacional junto con agentes de los grupos antiterroristas franceses han detenido este martes en París (Francia) a Egoitz Urrutikoetxea, hijo de José Antonio Urrutikoetxea, el histórico etarra conocido como Josu Ternera, según ha confirmado el Ministerio del Interior. Hasta antes de su arresto, los responsables de la lucha antiterrorista española calculaban que quedaban en Francia y países limítrofes una veintena de miembros activos de ETA. Esta detención, consecutiva de otras muchas que han terminado de descabezar a la banda, frustra su principal opción de relevo: “Hemos capturado a su mejor relevo. Quizás el único con algo de pedigrí que pudiera ser reclamado para gestionar lo poco que queda de la organización terrorista”, valoró el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Junto a Egoitz Urrutikoetxea habrían sido detenidas otras dos personas. Se trataría, según fuentes de la lucha antiterrorista, de dos colaboradoras, dos mujeres que --conocedoras de su vinculación con la banda-- le daban cobertura para mantenerlo en la clandestinidad.

El pasado 22 de septiembre, también en Francia, la Guardia Civil junto con la policía francesa detenía en Saint-Étienne de Baïgorry a los dos últimos jefes de la banda terrorista, Iratxe Sorzabal y David Pla, y al antiguo jefe del aparato internacional, Ramón Sagarzazu. En aquella ocasión se creyó también haber detenido al hijo del histórico dirigente etarra, aunque después se desmintieron esas informaciones, que este martes sí han sido rotundamente confirmadas.

Sobre Urrutikoetxea (hijo), que "estaba siendo activamente buscado" y que habría sido detenido en su piso en el barrio de Saint-Denis, pesaban dos órdenes de arresto emitidas en 2007 y 2009 y había sido condenado en rebeldía por el Tribunal Correccional de París en dos ocasiones, en 2007 y 2010, a dos penas de cuatro años de prisión por hechos vinculados con la organización terrorista ETA.Según señalan fuentes de la lucha antiterrorista, hacía "vida normal" y acudía a clases en una universidad parisina.

Se le considera "un importante miembro del aparato político" de la banda, según manifestaba tras su detención el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que se felicitaba junto a su homólogo francés, Bernard Cazenauve, por esta última operación conjunta que, decían en un comunicado conjunto: "Pone de relieve la gran eficacia de la cooperación antiterrorista entre España y Francia". 

Urrutikoetxea fue dirigente del movimiento juvenil nacionalista vascofrancés Gazteriak (la rama juvenil equivalente a Jarrai creada en el sur de Francia) y fue secretario en Bayona (País Vasco francés) de Koldo Gorostiaga, quien fue elegido eurodiputado por EH. En 1997 ingresó en prisión como responsable de varios sabotajes en el sur de Francia.

Tras la detención de Sorzabal y Pla, fuentes de Interior daban por acabada definitivamente a ETA, ante la ausencia de un relevo generacional y de personas con peso específico con capacidad para sustituirlos. Incluso varios veteranos de la lucha antiterrorista hablaban de Josu Ternera, con 66 años, como de un pistolero jubilado y enfermo sin capacidad para tomar el liderazgo: "Es una figura más simbólica que otra cosa".

EH Bildu: "Estas detenciones dificultan la paz"

El parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga ha "denunciado" que estas detenciones y las de otras personas "dificultan la paz". En una rueda de prensa en Vitoria para hablar de la propuesta del PP de crear en el Parlamento Vasco una Ponencia de Libertad y Convivencia, Arzuaga ha afirmado que "parece" que los arrestos "responden a una agenda oculta que quiere poner dificultades y obstáculos a la paz y la convivencia".

Estas detenciones "dificultan, pero no imposibilitan que se puedan establecer parámetros de paz y convivencia y de normalización política en este país", ha asegurado el parlamentario abertzale.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información