_
_
_
_

El PP advierte sobre el noviazgo de Sánchez y Rivera: “Se hacen ojitos”

Los populares cambian su estrategia con Ciudadanos y denuncian que son un partido de "centro izquierda y la muleta del PSOE"

Javier Casqueiro
El vicesecretario del Partido Popular, Javier Maroto, en un acto en Vitoria el pasado 26 de septiembre.
El vicesecretario del Partido Popular, Javier Maroto, en un acto en Vitoria el pasado 26 de septiembre.Adrián Ruiz de Hierro (EFE)

Mariano Rajoy y José María Aznar, los dos últimos grandes referentes y líderes del PP desde 1990, no se ponen de acuerdo ahora en dónde se sitúa ideológicamente el partido del Gobierno en España. El expresidente reiteró el lunes todas sus críticas a Rajoy y al actual PP por haber perdido “la primacía” del centroderecha en favor de Ciudadanos. El aviso iba dirigido a lo que puede suceder en las elecciones generales de diciembre. Rajoy reunió a su nueva cúpula y encargó otra estrategia contra Ciudadanos y su líder, Albert Rivera, a los que ahora se ubica en el “centroizquierda” como muleta escondida del PSOE.

Más información
Ciudadanos rechaza entrar en un Gobierno si no es el más votado
Ciudadanos: “El PP cambia de estrategia cada quince días”
Rajoy reconviene al PP sobre el miedo a Rivera: “El rival es el PSOE”
Rajoy cambia su precampaña ante el auge de Ciudadanos

Mariano Rajoy se reunió el lunes durante más de dos horas con el comité de dirección del PP y, tras la cita, los portavoces del partido han aplicado de una forma evidente un giro radical en su estrategia de relación con Ciudadanos. La precampaña es larga y el éxito de Ciudadanos en Cataluña ha hecho mucha mella. Los estrategas del comité de campaña popular están inquietos. Los ataques habituales contra el "radicalizado" Pedro Sánchez se van a combinar ahora con las arremetidas contra Ciudadanos y su líder Albert Rivera por su supuesta alianza con el PSOE. Javier Maroto, el nuevo vicesecretario general de Acción Sectorial, lo expresó con frases muy gráficas: "La amistad entre Pedro Sánchez y Rivera se ha transformado en un noviazgo político: los dos se hacen ojitos, ojitos políticos".

El PP va a emprender a partir de ahora toda una campaña, posiblemente con actos públicos convocados al efecto, para denunciar que Ciudadanos no compite en su espacio electoral del centro derecha sino que se ha escorado hacia el "centro izquierda" y, además, con el objetivo oculto de hurtar votos clásicos de los populares para "entregárselos luego al PSOE". Así lo señaló el lunes Maroto en rueda de prensa en la sede central y lo reafirmaron luego en privado otros portavoces oficiales del PP.

"Ciudadanos es la muleta de Pedro Sánchez por si le falla Podemos", reiteró Javier Maroto. El dirigente del PP remachó en esa misma línea que "Rivera y Sánchez ya no lo ocultan", con relación a las hipótesis de futuros pactos postelectorales, y por esa razón los populares van a concentrarse en explicar a sus votantes tradicionales y a los que se han fugado en estas últimas elecciones a Ciudadanos que votar a Rivera es respaldar políticas de centro izquierda."Vamos a explicar que Ciudadanos no es la referencia del centro derecha, que eso es equivocado", reiteró.

El vicesecretario del PP aportó como prueba y ejemplo de esa relación los estatutos de Ciudadanos que están disponibles en las redes sociales y en los que se definen ideológicamente de centro izquierda y también el porcentaje de votaciones de esa formación en Andalucía a favor del gobierno socialista de Susana Díaz (100%) y en Madrid con la oposición del PSOE y Podemos contra la popular Cristina Cifuentes (100%).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

El PP, por otra parte, ha intentado soslayar de diversas formas las duras críticas que esta misma mañana el expresidente José María Aznar le había formulado al partido y a los responsables de su dirección. Maroto apuntó que respaldan a Aznar, comparten en parte su diagnóstico sobre Ciudadanos, pero luego rebatió todos sus argumentos. A Maroto, además, no le gusta que Aznar cuente esas discrepancias en público, por comunicados y de manera "poco útil", en vez de en órganos internos y descalificó sus posiciones y la polémica que levantan como "ruiditos".

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_