Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE cree que la campaña acabará en un duelo entre Rajoy y Sánchez

La dirección socialista y los líderes regionales tratarán de cortar el paso en las generales del 20-D a Podemos y Ciudadanos

Pedro Sánchez, en un mitin de las pasadas elecciones catalanas.
Pedro Sánchez, en un mitin de las pasadas elecciones catalanas. EL PAÍS

Habrá cuatro candidatos pero solo dos presidenciables: Pedro Sánchez y Mariano Rajoy. Esta es la visión inicial pero esencial de la dirección socialista, compartida por los líderes territoriales. En estos 80 días que faltan hasta las elecciones generales, los estrategas de la campaña socialista definirán programa y mensajes. Junto a la campaña nacional de Sánchez, se desarrollará la propia de dirigentes territoriales y los candidatos provinciales tratando de cortar el paso a Podemos, a Ciudadanos y a las candidaturas que puedan surgir desde la izquierda.

Aunque los dos partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, serán determinantes en la conformación de mayorías, solo puede ser presidente del Gobierno o Mariano Rajoy o Pedro Sánchez, según recalcan en el PSOE. Con esta certidumbre los socialistas preparan una campaña de contraste entre los dos políticos, en el convencimiento de que el líder socialista tiene más oportunidades que Mariano Rajoy de representar un tiempo nuevo con renovación del discurso político, proyectos y equipos. Pasados cuatro años desde que el PSOE perdiera estrepitosamente las elecciones, ahora confía en que una mayoría de ciudadanos perciba la voluntad decidida de llevar adelante “reformas sin rupturas” y con rostro humano.

Una campaña, sin duda, presidencial en la que Pedro Sánchez golpeará a Rajoy en todos los flancos, con incidencia en la “inacción” y en el “inmovilismo” como argumento, nacido al calor de la honda crisis que vive Cataluña; y en la recuperación económica, que atribuirá a razones externas y no a la gestión del candidato popular, que no sirve para que miles de españoles puedan considerarse a salvo de la exclusión social dados los bajos salarios. Economía, políticas sociales, política educativa, innovación, tecnología… en todos los terrenos Sánchez achacará a Rajoy, personalmente, una gestión perjudicial “para los intereses de las clases medias y trabajadoras” y la comparará con la que él hará si llega a La Moncloa.

La campaña nacional del líder socialista, con un discurso único en toda España, convivirá con los miles de actos que sumarán los dirigentes regionales, provinciales y locales, muy al tanto de lo que puede ocurrir en cada una de las 52 provincias; y si es Podemos o Ciudadanos, o los dos, quienes les hacen perder escaños. A estos políticos provinciales y regionales les toca el trabajo diario, en la calle, para cortar el paso a los emergentes, reconocen en los ámbitos territoriales. Y si todos los escaños son importantes, el resultado en Cataluña, Andalucía, Madrid y Comunidad Valenciana es vital por el altísimo número de escaños que pone en juego. De estas cuatro grandes comunidades, solo Andalucía mantiene unas expectativas altas de voto socialista. El PSOE ha conseguido poder autonómico en virtud de pactos, pero para las generales necesitan votos.

 

Más información